Técnicas para memorizar: Te mostramos las más efectivas

5 técnicas para memorizar con éxito

técnicas para memorizar

¿Estás buscando técnicas para memorizar tus exámenes? 

No hay nada más traicionero que la memoria, y puede fallarte en el peor de los momentos. Te preparas para un examen muy importante y, naturalmente, por los nervios olvidas parte de lo que pensaste haber estudiado. Pero no te preocupes porque en este post te mostraremos algunas de las mejores técnicas para memorizar

¿Qué son las reglas mnemotécnicas? 

Las reglas mnemotécnicas son un sencillo sistema que podrás utilizar para recordar datos, nombres, fechas y en líneas generales para recordar información a partir de relacionarla con palabras e imágenes claves.

técnicas para memorizar

También te puede interesar este post donde te contamos en detalle qué es la Técnica Pomodoro y cómo se aplica a las horas de estudio.

¿Para qué sirven las técnicas para memorizar?

Estas técnicas han resultado ser muy eficaces ya que no sólo ayudan a niños y estudiantes universitarios a retener información para un evento determinado, como un examen, sino que también su capacidad de recordar cosas a raíz de esto. Agudizar estas técnicas es muy útil ya que la agilidad y velocidad en la que se recuerdan las cosas suelen mejorar en las personas que las aplican.

¿Te gusta estudiar con música? Entonces revisa esta lista con los mejores géneros musicales para estudiar.

Técnicas para memorizar con éxito 

A continuación te compartiremos cinco de los métodos más utilizados y efectivos para que puedas agudizar tu memoria.

La regla de longitud de palabras 

Este método te va a ser ideal si lo que buscas memorizar es un número largo y complejo. En este caso, la metodología es simple: cambia el número por una frase cuyas palabras tengan la misma cantidad de letras. 

Supongamos que tienes que memorizar el número 1523, en este caso vas a buscar una frase en la que su primera palabra tenga 1 letra, la segunda 5, la tercera 4 y la última 2. Para este caso en particular, podríamos aplicar la siguiente: “Y Lucas se fue”. 

De este modo, te quedará: Y(1), Lucas (5), se(2), fue(3). 

La regla de la conversión

Este es otro método que está mayormente relacionado a los números o fechas complejas, pero aquí cambia el enfoque. En este caso, se asocia cada número con alguna letra que tenga cierta similitud.

Imagina que tienes el número 1492, intentaremos darte algunas referencias: 1 se parece a la “L” o la “I”, 4 a la “A”, 9 a la “P” y 2, a la “Z”. En este caso, dejemos que el 1 se asocie a la “L”, ya que lo que podemos formar con esa letra va a tener más sentido: “LAPZ”, eso es lo que resultará de está técnica. 

También puedes asociar el término resultante con lugares, nombres y referencias. En este caso, “LAPZ” podría ser “La Paz”, que es la capital de Bolivia. 

La regla de la 1° letra

Aquí lo vas a tener bastante fácil, supongamos que te dan una lista para que recuerdes. Lo que debes hacer es utilizar las iniciales de cada palabra de ella y con estas formar frases simples. 

Por ejemplo, supongamos que debes memorizar una lista de países:

Lituania, Malta, Eslovenia, Eslovaquia, Marruecos, Dinamarca, Liechtenstein y Holanda.

Tomarás las iniciales de esos países: “L, M, E, E, M, D, L y H” y con esto formarás una frase que contenga esas iniciales, como por ejemplo: “Lionel Messi es el mejor de la historia”. Si te gusta el fútbol, no lo olvidarás. 

Es importante que sepas que mientras esa frase sea más relacionada a tus gustos o sea chocante, más fácil será de recordar. 

La regla de la fábula 

Este truco te va a servir para mejorar tu memoria en líneas generales, y no únicamente para cumplir con una exposición o el examen de turno. La misma se centra en inventar una historia que gire en torno a los datos que debes recordar. Esto es útil porque para el cerebro es más fácil recordar cosas inventadas y números o letras que no tengan relación entre sí. 

Por ejemplo, supongamos que tienes esta secuencia de números y letras: “EEPDNJVQ4DC5PSND3A10A”

A partir de eso, puedes inventar algo como esto: “En el país del nunca jamás verás que 4 de cada 5 personas son niños de 3 a 10 años”.

Puede parecer ridículo, pero estos métodos aliviarán tu memoria de tener que gastar energía en recordar secuencias sin sentido. 

La mejor técnica para memorizar, el Método LOCI

El método LOCI, o también conocido como palacio de la memoria, es un método que consiste en relacionar lugares y cosas a fin de poder recordarlos de manera más natural y rápida. 

Por ejemplo: supongamos que te tienes que acordar del orden de los planetas del sistema solar, desde el Sol hasta el último, que es Plutón. En este caso, puedes relacionar esto a un recorrido o el orden de alguna historia que conozcas. Para este ejemplo puntual utilizaremos el ejemplo de tu casa y la escuela.

El Sol es donde partes y Plutón donde terminas, así que esos dos ya los tienes fácil: el Sol es tu casa, donde inicias, y Plutón es la escuela o universidad en que estudias, donde finaliza tu recorrido. Entre medio, se ubica el resto de planetas, a los cuales los puedes relacionar con lugares que te sean conocidos o frecuentados por ti. A la Tierra la puedes relacionar con tu tienda de comics favorita, a Marte con una estación de servicio y a Venus con una casa de dulces. 

Como habrás visto, este método puede resultar más complejo que los anteriores pero eso se debe a que se aplica a cuando tienes que memorizar o recordar procesos, secuencias de cosas, acontecimientos y conceptos.

Textos largos 

Si lo que tienes que aprenderte es un texto largo, lo que te recomendamos es que marques o subrayes los términos y partes más relevantes del mismo y memorices eso. Es absolutamente imposible que recuerdes un texto de manera 100% exacta, tampoco es sano estudiar de esa manera, por eso lo mejor es que apliques la memoria a conceptos clave y luego reformules tu mismo el resto del contenido.

Repeticiones y resúmenes en las técnicas para memorizar

La repetición es la clave para retener información, nunca lo olvides. Aunque tampoco debes olvidar que es importante que entiendas el concepto y no que sólo lo repitas como un loro. 

Por su parte, los resúmenes y esquemas son clave para retener información que estás procesando y replicando en una hoja, de ese modo, es como si estuvieras pintando una pared y le dieras una capa extra de pintura. Los resúmenes ayudan al cerebro a plasmar los datos y recordarlos de manera más eficiente, de paso que también lo estás viendo y aporta a tu memoria visual. 

¿Necesitas ayuda con tus técnicas para memorizar conceptos?

En TFG Online comprendemos que memorizar una gran cantidad de datos no debe ser sencillo, aún más si eres del tipo ansioso. Pero no te preocupes, contamos con un grupo multidisciplinario de profesionales en todas las áreas de la redacción que pueden ayudarte con tus trabajos para liberar tu tiempo y que puedas estudiar. 

Pide tu presupuesto, es gratis 

Podemos presupuestar tu trabajo sin compromiso de compra. Completa el siguiente formulario con tus datos para que nuestros asesoras se pongan en contacto contigo a la brevedad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Abrir chat
¿Tienes alguna duda o consulta?
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?