conclusiones

Todo lo que debes saber sobre las conclusiones

¿Qué son las conclusiones y cómo redactarlas?

Cada uno de los apartados de un proyecto académico presenta sus dificultades al momento de hacerles frente, y las conclusiones no son la excepción. Pero no te preocupes, porque en este artículo te explicaremos qué son y como redactarlas correctamente. Para enterarte de todo, continúa leyendo. 

Es posible que también te interese: Guía rápida para hacer el TFG.

¿Qué son las conclusiones de un trabajo académico?

Si entendemos un trabajo académico como una gran disertación o una serie de premisas que sostienen un argumento, las conclusiones serán la explicación que da cierre al documento. 

En este apartado final, todas las ideas expuestas en el extenso desarrollo anterior, confluyen, de manera ordenada, en un razonamiento nuevo. Es decir, la respuesta al problema de investigación. 

Se espera que en las conclusiones establezcas como cierta, válida o posible, los resultados obtenidos que derivan de la producción de tu trabajo. Para alcanzar este cometido, será imperante lograr una conexión fluida de todo lo desarrollado previamente. 

El trabajo, entonces, opera como una premisa compleja que permite obtener conclusiones, y estas se traducen en hallazgos o descubrimientos. El resultado final es el aporte de nueva información sobre el tema estudiado.

En este punto, conviene agregar que una conclusión difiere de una opinión, ya que se trata de un argumento lógico, extraído de las premisas evaluadas y de la aplicación del pensamiento crítico.

Con esto nos referimos a que es el resultado de un proceso estrictamente fundamentado, con bases científicas y pruebas que lo respaldan. Lo cual es muy diferente a emitir una opinión.

Ahora bien, ¿cuál es la importancia de las conclusiones para un trabajo académico? Su importancia reside en que, sin ellas, la investigación científica estaría limitada a la mera exposición de argumentos.

Entonces, este apartado opera como un desarrollo integrador que vincula todo lo dicho anteriormente, para elaborar un nuevo razonamiento válido. Se trata de una especie de aprendizaje final, que es resultado de la elaboración del proyecto.

En este sentido, la redacción de una conclusión válida debe aspirar a cumplir con determinados objetivos, que conoceremos a continuación.

qué son las conclusiones

¿Para qué sirven las conclusiones?

Al momento de redactar las conclusiones de tu trabajo de la universidad, debes pensar en cumplir ciertas metas, que tendrán que ver con la función que cumple esta sección.

En primer término, se trata de producir una nueva construcción de pensamiento, apoyada en las bases científicas que sostienen tu trabajo. Como consecuencia directa de esto, debe producirse un aprendizaje, un aporte al campo de estudio derivado de las premisas.

Asimismo, es un espacio de reflexión sobre el problema presentado. Aquí se deberán expresar las consideraciones pertinentes, referidas a la manera de trabajar dicha problemática. 

Cabe hacerse la pregunta de si el abordaje del tema fue correcto o si podría haber sido de otra manera. En función de que el camino elegido fue una decisión personal, también será prudente expresar los motivos que fundamentaron la elección de dicho recorrido.

A esto podemos agregar que será necesario mantener un estrecho vínculo con los desarrollos previos, y el enfoque del razonamiento en general. Esto implica expresar un pensamiento novedoso y concreto, y no repetir lo dicho con anterioridad. 

Por último, uno de los objetivos más importantes que deben cumplir las conclusiones es que el lector comprenda acabadamente cómo se llega a ellas, a partir de un razonamiento lógico. Es decir, la argumentación que les da lugar debe ser sólida y entendible.

Si bien todas las conclusiones deben responder a estos objetivos, hay varias maneras de llegar a ellos. Hablaremos sobre esto en el siguiente apartado.

Tipos de conclusiones

En función de los resultados que se pretendan lograr con las conclusiones de un trabajo académico, podemos caracterizarlas en tres diferentes tipos. Esto no implica que sean excluyentes unas de otras, sino que pueden convivir en el mismo escrito.  

 Las primeras de ellas son las teóricas. Su función es proponer nuevos conocimientos, sobre los cuales construir nuevas investigaciones o reflexiones sobre determinada materia.

Por otro lado, tenemos las conclusiones de resumen, que condensan los argumentos previos y ofrecen una recapitulación, antes de expresar las ideas finales.

Finalmente, las recomendaciones discurren sobre el método mediante el cual se desarrolló la investigación y ofrecen otras perspectivas de análisis a futuras investigaciones.

Hechas estas aclaraciones, será momento de explicar cómo redactar las conclusiones

Claves para hacer una buena conclusión

No existe una estructura determinada para la redacción de las conclusiones, sin embargo, debes tener en cuenta ciertas cuestiones al momento de confeccionarlas.

Primeramente, te recomendamos expresar un resumen del trabajo, que aporte una nueva perspectiva sobre el tema, y que esté en consonancia con las ideas finales. Esto permitirá pensar en nuevas líneas de análisis. 

Además, una gran sugerencia es enfatizar en la importancia del aporte realizado al campo de estudio, resaltando su utilidad. Asimismo, conviene hablar sobre las dificultades encontradas en el camino, para que otros investigadores las tengan en cuenta.

En cuanto al proceso que habitualmente se sigue para redactar una conclusión, podemos mencionar los siguientes pasos:

Conocer el tema a fondo: para redactar una conclusión es vital conocer la temática abordada en su totalidad. Para ello, te sugerimos hacer un análisis pormenorizado del trabajo que has hecho, y detectar los puntos más importantes, para lograr una síntesis acabada del proyecto.

Comparar el resultado final con el punto inicial: es buena idea tomar cierta distancia para reconocer en qué punto se encontraban tus conocimientos sobre el tema al comenzar, y cómo se encuentran al finalizar. Esa diferencia te ayudará a obtener una visión más amplia sobre la temática abordada, y a detectar las ideas nuevas que has alcanzado. 

Escribir las conclusiones: la última parte de este proceso de razonamiento es poner por escrito los aprendizajes y afirmaciones obtenidas. Asegúrate de explicar cómo has llegado hasta allí y el aporte que has hecho a tu campo de estudios.

Hemos llegado al final del artículo y esperamos que te sea de utilidad para redactar las conclusiones de tu TFG, TFM o tesis doctoral. Déjanos decirte que, si aún tienes problemas para llevar adelante esta tarea, podemos ayudarte.

redactar conclusiones

¿Necesitas ayuda con tu proyecto académico?

En TFG Online sabemos que elaborar un proyecto universitario nunca fue una tarea sencilla. Por eso, ponemos a tu disposición nuestro extenso equipo de expertos en redacción académica.

Contamos con profesionales de diferentes áreas, especializados en asistir a estudiantes con sus trabajos finales. Así, podemos acompañarte sin importar qué tipo de problema tengas con tu trabajo.

Principalmente, nos enfocamos en la redacción de proyectos, pero no nos limitamos exclusivamente a eso. También trabajamos con asesorías, correcciones, defensas, presentaciones, control de plagio, y mucho más.

Debemos decir que nuestra prioridad es tu éxito académico, y en función de esto, te ofrecemos la máxima calidad en todas nuestras prestaciones, que brindamos de manera totalmente confidencial.

Si quieres saber más sobre el tipo de ayuda que podemos brindarte y el costo de nuestros servicios, puedes consultarnos a través de los canales que compartiremos contigo a continuación.

Haznos tus consultas por WhatsApp

WhatsApp es uno de los medios de comunicación más sencillos de usar que tenemos hoy en día, y puedes aprovecharlo para terminar la universidad. Haznos todas las consultas que tengas y te ayudaremos con lo que necesites, ¡escríbenos ahora y termina rápidamente tu proyecto!

Completa el formulario y consigue tu presupuesto

Para confeccionar tu presupuesto personalizado y gratuito, necesitamos conocer los detalles del trabajo que debes resolver. Para eso, completa el formulario web contándonos todo lo que puedas sobre tu proyecto. 

¿Quieres terminar rápido tu carrera? Entonces, ¡contáctanos ahora!

bibliografía

Todo lo que debes saber para hacer la bibliografía de tu proyecto

¿Qué es una bibliografía y cómo se hace?

Componer la bibliografía de tu trabajo académico es fácil, si sabes cómo hacerlo. Por eso, en este artículo te contaremos lo que necesitas saber al respecto. Si quieres enterarte de todo, continúa leyendo.

También te puede interesar: Guía rápida para hacer el TFG.

¿Qué es la bibliografía en un proyecto académico?

En el ámbito académico, se llama bibliografía a todo el material que se ha consultado para su confección. Este puede estar compuesto por libros, webs, películas y fuentes de todos los formatos posibles.

Normalmente, al hablar de bibliografía, se suele pensar en libros, pero, esto no necesariamente es así. La cantidad de recursos que hay a disposición obliga a expandir la compresión del término.

Por otro lado, también se llama bibliografía al apartado final de un texto académico. En consonancia con lo expresado previamente, aquí se consigna cada una de las fuentes consultadas para la elaboración del proyecto.

Se trata de un listado con entradas, donde cada una representa una fuente consultada. Asimismo, para componer esta sección correctamente, es imprescindible seguir una serie de lineamientos.

En este sentido, existen diferentes normas de estilo que configuran la redacción de los datos ingresados. En tu caso, deberás consultar en la universidad en qué formato debe presentarse tu proyecto.

Tal vez te interese este artículo donde te explicamos cómo citar bibliografía con normas APA.

De igual manera, independientemente de la norma de estilo, esta sección debe presentar ciertas características:

  • Incluye solamente la información necesaria para recuperar una fuente consultada, sin agregar ningún otro dato;
  • La información incluida debe ser fiel, no se pueden inventar los datos faltantes;
  • Se ordena alfabéticamente; 
  • Debe reunir absolutamente todas las fuentes bibliográficas utilizadas para la elaboración del trabajo.

Ahora que ya sabes qué es una bibliografía, será momento de contarte cuáles son sus funciones.

qué es una bibliografía

¿Para qué sirve hacer una bibliografía?

La lista de referencias bibliográficas cumple varias funciones. Probablemente, la primera de ellas sea generar un espacio para mencionar de dónde obtuviste los conocimientos usados para sustentar tu proyecto.

A su vez, esto posibilita que el lector puede recurrir a los datos que mencionas, si así lo desea, con el fin de retomar tu trayectoria. Supongamos que otro investigador se interesa por lo que has hecho, y desea seguir tus pasos, entonces, la bibliografía será el punto de partida.

Asimismo, si alguien encuentra un dato de interés que no está enteramente desarrollado en tu trabajo, puede acudir al apartado final para encontrarlo. Al momento de buscar fuentes para la confección del propio trabajo, es habitual revisar las referencias bibliográficas para obtener más información.

Pero, para que este listado realmente cumpla su función, será determinante que presente ciertos elementos. Acompáñanos al siguiente apartado para conocerlos.

Elementos que caracterizan un apartado bibliográfico

Al momento de citar bibliografía, cada entrada debe incluir determinados elementos que permitan recuperarla. No serán los mismos para todas, ya que esto dependerá del tipo de fuente, sin embargo, hay puntos en común que conviene destacar. 

  • Autor: ¿quién produjo la fuente citada? El nombre del autor es el dato principal de cualquier referencia bibliográfica; 
  • Título: ¿cómo se llama la fuente citada? Es el siguiente punto a destacar, y es importante porque en la mayoría de las ocasiones, un autor tiene varias obras producidas. Asegúrate de colocar completo el título del libro o de la obra;
  • Año de publicación: ¿cuál es la fecha de publicación de la fuente? La importancia de este dato es que la misma fuente puede tener varias ediciones. De la misma manera, permite conocer si es actual o no;
  • Responsable de la publicación: ¿quién está a cargo de hacer circular el material? A veces es un sitio web, otras, una editorial, y la lista puede extenderse. Debes saber que, en ocasiones, un mismo libro es publicado por diferentes editoriales, y su contenido puede presentar variaciones. De allí la relevancia de consignar esta información.

El orden de los elementos y la forma de redactarlos sufrirán modificaciones de acuerdo a la norma utilizada. Por ejemplo, no será lo mismo una referencia bibliográfica adaptada al estilo APA que al Vancouver. Presta atención a esto al confeccionar tu listado.

Antes de terminar el artículo, hagamos un repaso por todo lo que hemos visto.

Conclusión

Para terminar, repasemos lo que vimos hasta el momento. Se llama bibliografía tanto a las fuentes como al apartado final de un trabajo, que incluye el listado de referencias bibliográficas. 

Este cumple la función de darle al lector la opción de revisar las fuentes que usaste para confeccionar tu proyecto. A su vez, para que lo logre, debes incluir ciertos elementos que permitirán ubicar las referencias citadas. 

Existen varias normas de estilo que configuran la estructura de las referencias, y deberás consultar cuál ocupar en tu centro de estudios.

Por último, para componer el apartado final de tu trabajo, y facilitarte el proceso de la búsqueda bibliográfica, te recomendamos emplear un gestor de referencias. Habitualmente, las universidades suelen contar con estas herramientas, pero si no es el caso, puedes aprovechar Mendeley o Zotero

Si quieres saber cómo buscar bibliografía para el TFG, te invitamos a leer este artículo.

Ahora sí, hemos llegado al final y debes saber que si aún tienes problemas con el apartado bibliográfico o la producción de tu proyecto académico, tenemos la solución indicada para ti.

referencias bibliográficas

¿Necesitas ayuda para terminar tu proyecto?

En TFG Online sabemos que el apartado bibliográfico es el menor de los problemas al momento de llevar adelante un trabajo universitario. Por eso, para ayudarte a eliminar cualquier obstáculo que se interponga en tu camino, ponemos a tu disposición a nuestro equipo de profesionales.

Así, podemos acompañarte y darte una mano en cualquier etapa del proceso de tu proyecto. No importa si estás comenzando o terminando, tenemos servicios adaptados a cada momento del trabajo. 

En este sentido, brindamos asesorías, correcciones, control de plagio, guiones para defensa, presentaciones y mucho más. 

Aunque, si lo prefieres, nos encargaremos de redactar tu trabajo para ti. Te garantizamos un resultado de la máxima calidad y totalmente original. Y todo será de manera confidencial.

¿Quieres más información? Puedes solicitarla a continuación.

Resuelve tus problemas académicos con un WhatsApp

Envíanos un WhatsApp y cuéntanos todas las dudas y problemas que tengas con tu proyecto. En función de tus dificultades, nos comunicaremos contigo para ofrecerte la solución indicada. No pierdas ni un segundo más, ¡escríbenos ahora y te ayudaremos!

Obtén tu formulario gratis completando el formulario

¿Quieres un presupuesto gratuito, adaptado a tus necesidades y sin compromiso? Para obtenerlo, completa el formulario y cuéntanos qué problemas te impiden avanzar.

Si quieres alcanzar tu título cuanto antes, ¡contáctanos ahora!

máster resolución de conflictos

Máster en Resolución de Conflictos y Mediaciones: la guía definitiva

La guía definitiva para el Máster en Resolución de Conflictos y Mediaciones

Si te has encontrado cara a cara con el TFM del Máster en Resolución de Conflictos y Mediaciones y ya te abrumó la cantidad de trabajo que te espera, ¡no te preocupes!

Sabemos que al momento de elegir una carrera universitaria no lo haces pensando en el Trabajo Final ni tienes en consideración los ríos de tinta que debes surcar antes de poder llevarlo a cabo.

Por este motivo, en esta ocasión desde TFG Online te acercamos la guía definitiva para que puedas llevar a cabo sin contratiempos el Máster en Resolución de Conflictos y Mediaciones. ¡Continúa leyendo!

¿De qué se trata el Máster de Resolución de Conflictos y Mediación?

El Máster Universitario en Resolución de Conflictos y Mediaciones busca formar profesionales con un alto conocimiento sobre los conflictos y las diferentes técnicas de resolución de los mismos.

Por lo tanto, este Máster Universitario ofrece distintas posibilidades para que los profesionales comprendan las partes involucradas en un conflicto y los nutre de herramientas que les permitan solucionar dichos conflictos de una forma pacífica, ágil, eficiente y eficaz.

El plan de estudio está planteado desde una concepción general a una particular. Por consiguiente, desde un punto de vista teórico, metodológico y normativo, se trabajan conceptos centrales en la resolución de conflictos y la mediación. De esta forma, los profesionales egresados van a incorporar un marco teórico referencial que les permita, de cara al futuro, afrontar diferentes conflictos dados en distintos escenarios sociales.

¿Cómo es el plan de estudios del Máster de Resolución de Conflictos y Mediación?

El plan de estudios del Máster de Resolución de Conflictos y Mediación se encuentra profundamente ligado a ejes temáticos tales como el conflicto, el poder, la racionalidad en el proceso de toma de decisiones.

De igual forma, el Máster fomenta el desarrollo de mecanismos que son útiles en la resolución de conflictos, tales como la conciliación, la negociación y la mediación. Al mismo tiempo, busca encontrar una correlación entre estas herramientas y su impacto en el contexto sociocultural en el cual se ponen en práctica.

Al mismo tiempo, el Máster de Resolución de Conflictos y Mediación busca profundizar en los conocimientos teóricos con su aplicación en casos prácticos, de cara a las posibles situaciones que pueden afrontar los egresados como futuros profesionales.

máster resolución de conflictos

¿Cómo hacer el TFM del Máster de Resolución de Conflictos y Mediación?

El Máster de Resolución de Conflictos y Mediación se caracteriza por contar con un enfoque interdisciplinario, ya que sus asignaturas se relacionan estrechamente con la psicología, la pedagogía, el derecho, la economía y el mundo empresarial, entre otras. Por tal motivo, esta formación integral, permite que el alumno obtenga un gran abanico de herramientas que le van a permitir mediar en conflictos en diferentes ámbitos socioculturales.

Para poder llevar a cabo el TFM del Máster de Resolución de Conflictos y Mediación es necesario que sigas una serie de pasos, para que puedas afrontarlo de la mejor manera:

Identificar los requerimientos

Cada centro universitario tiene sus especificaciones y normativas que debes cumplir al momento de presentar el TFM. Por lo tanto, antes de comenzar con la redacción del proyecto te recomendamos que investigues al respecto para no trabajar en vano.

Escoger a tu tutor

Te recomendamos escoger a un profesor del área académica, que posea el tiempo y la predisposición para acompañarte en este proceso.

Definir el tema del TFM del Máster de Resolución de Conflictos y Mediación

Recuerda que el tema que elijas debe estar íntegramente relacionado a las materias del máster. De igual forma, muchas universidades poseen un catálogo de temas disponibles para que puedas seleccionar de qué tratará tu TFM.

Redacción del TFM del Máster de Resolución de Conflictos y Mediación

Este paso implica el desarrollo de tu proceso de investigación y existen apartados que deben ser incluidos sin falta. Como, por ejemplo:

  • Portada: es la página que identifica tu TFM.
  • Agradecimientos: este apartado es opcional, aquí debes incluir a las personas que han colaborado con tu proyecto.
  • Resumen o Abstract: breve resumen del TFM donde debes informar objetivos, metodología y resultados.
  • Índice: lista informativa que resume el contenido del documento.
  • Índice de abreviaturas: listado de las abreviaturas que se utilizan a lo largo del escrito.
  • Introducción: sirve de presentación de tu TFM y debe contener de manera concisa toda la información sobre el mismo.
  • Cuerpo del TFM: es el contenido del escrito, aquí es donde se desarrollará el proyecto de investigación.
  • Conclusiones: en este apartado se muestran los resultados obtenidos y se proponen futuras líneas de investigación.
  • Bibliografía: aquí se informan las referencias bibliográficas que has consultado a lo largo del proceso de investigación.

Presentación y defensa del TFM

Además de la redacción del proyecto, es necesario que defiendas tu TFM ante un tribunal evaluativo, conformado por especialistas en el área.

Ejemplos para tu TFM del Máster de Resolución de Conflictos y Mediación

De repente te hemos bombardeado con un montón de información, pero no te desesperes. Como especialistas en Resolución de Conflictos y Mediación, vamos a intentar solucionar este vericueto y trasladar la teoría a la práctica.

máster resolución de conflictos

A continuación, te contamos algunos ejemplos para que puedas inspirarte y aplicarlos a tu TFM del Máster de Resolución de Conflictos y Mediación:

#1 Ejemplo de TFM del Máster de Resolución de Conflictos y Mediaciones

Los programas de mediación escolar como herramienta de desarrollo social”. En este ejemplo debes prestar especial atención en la composición del TFM y cómo se respetan las partes principales de un escrito de esta envergadura.

#2 Ejemplo de TFM del Máster de Resolución de Conflictos y Mediaciones

Conflictividad en la empresa”. Este es un claro ejemplo de la interdisciplinariedad del Máster y cómo trasladar el campo de estudio al ámbito laboral.

¿Necesitas ayuda con el TFM del Máster de Resolución de Conflictos y Mediación?

En TFG Online sabemos que llevar a cabo un TFM de esta envergadura es un proceso tardado. Debes leer e investigar mucha documentación, para cumplir con las exigencias de tu tutor y tus examinadores. También sabemos que es algo que lleva tiempo, recurso del que muchas veces no disponemos.

Por eso estamos aquí para ayudarte. Ponemos a tu disposición nuestro tiempo y esfuerzo para llevar a cabo la redacción o corrección de tu TFM. Te garantizamos un servicio de excelencia, digno de tus exigencias.

Escríbenos vía WhatsApp

A través de este canal, uno de nuestros asesores te puede contestar de manera inmediata. Así, podrás evacuar cualquier duda sobre nuestro servicio o tu proyecto.

Solicita un presupuesto gratuito

Completando el formulario que se encuentra debajo podrás acceder a una cotización sin costo. Uno de nuestros asesores se comunicará contigo para poder llevarlo a cabo.

Recuerda que tenemos múltiples medios de pago, para que escojas el que mejor se adecue a tus necesidades.

No pierdas más tiempo, deja tu TFM en nuestras manos y nosotros nos encargamos del resto.

abstract

Así se hace el abstract de un trabajo académico

¿Cómo se hace el abstract de un proyecto académico?

A la hora de redactar un trabajo académico, entender qué es el abstract es fundamental. Por eso, en este artículo te contaremos todo lo que debes saber sobre este apartado. Si quieres saber más, continúa leyendo.

Puede que también te interese: Guía para hacer tu proyecto de investigación del TFG.

¿Qué es el abstract? 

El abstract es un apartado de un proyecto académico donde se resume la totalidad del trabajo. Particularmente, se expresan de manera muy breve el problema, propósito, marco teórico, metodología, resultados y conclusiones.

Así, ocupando alrededor de 150 palabras, debes explicarle al lector en qué consiste tu proyecto. Más específicamente, qué has logrado y cómo lo has hecho. Como probablemente te imagines, solo puedes redactar el abstract una vez finalizado el trabajo.

abstract de un trabajo

Paradójicamente, esta sección se ubica al principio, y sirve para que el lector tenga un conocimiento general de lo que va a encontrar en el interior del documento. A modo de ejemplo, es habitual que cuando se busca bibliografía, se lean los abstract de los trabajos consultados.

Además, es una costumbre común en el ámbito académico la traducción de este apartado al idioma inglés. Esto se debe a que la bibliografía científica principalmente se encuentra en dicha lengua. 

Otro punto a tener en cuenta es que en el abstract de un trabajo se deben introducir palabras clave vinculadas al tema abordado. Generalmente, tienen que ver con el campo de estudio y las variables investigadas.

Hecha esta definición, a continuación, hablaremos de la función que cumple este apartado.

¿Para qué sirve el abstract?

Como mencionamos más atrás, el abstract de un trabajo sirve para darle al lector una idea general del tema abordado en el proyecto. En este sentido, expresa brevemente las partes más importantes. 

Sumado a la información incorporada, el abstract debe estar redactado de manera que entusiasme al lector a continuar leyendo. Pero atención, no se debe confundir con el apartado introducción, ya que son cosas muy distintas.

La función del abstract es brindar una síntesis del trabajo completo. Cuando una persona lo lee, se entera de qué encontrará en el resto del documento, y esto le permite tomar la decisión de continuar o abandonar la lectura.

Debido a la escasa cantidad de palabras, la información que compone esta sección debe ser minuciosamente seleccionada. Por eso, a continuación, compartiremos contigo una serie de consejos para escribir el abstract.

¿Cómo hacer el abstract de un trabajo? 

Para hacer el abstract de un trabajo, es prudente conocer el documento en detalle. Esto te permitirá identificar la información determinante de cada una de sus partes. Retomando lo mencionado anteriormente, esta sección sigue una estructura. 

Entonces, se empieza con el planteamiento del problema y el objetivo que perseguiste al resolverlo. Posteriormente, se introduce el marco teórico, es decir, los conceptos y teorías que sostuvieron tu desarrollo. 

En consonancia con esto, se explica la metodología utilizada, con su debida justificación. Luego van los resultados obtenidos y, por último, las conclusiones. Te sugerimos que escribas un primer borrador con toda esta información, asegúrate de incluir los datos esenciales de cada punto.

Una vez que lo hayas hecho, comienza un proceso de evaluación que te ayudará a llegar al resultado final. Para ello, lo primero a tener en cuenta es su extensión. El abstract de un trabajo es un documento breve que ronda entre las 150 y 300 palabras. En términos de espacio, no supera una página.

A su vez, debe seguir un rigor científico, como todo tu proyecto. Expresa fielmente los conceptos trabajados, y asegúrate de hacerlo de manera clara y ordenada. Si esto está bien hecho, el abstract deberá poder comprenderse independientemente de tu proyecto.

Lograr esto es un indicador ineludible de que has hecho un buen trabajo en la redacción, pero eso no es todo. Además, deberás procurar una escritura clara, sencilla y destinada exclusivamente a informar. No es el lugar para apreciaciones personales, es decir, que debe ser totalmente objetivo.

Hemos llegado al final del artículo donde respondimos a la pregunta ¿qué es el abstract de un trabajo? Esperamos que esta información te haya resultado útil y que puedas avanzar hacia tu meta. Si necesitas un poco de ayuda con eso, te sugerimos que continúes leyendo.

abstract

¿Necesitas ayuda con el abstract y con tu proyecto académico?

En TFG Online sabemos que hacer un abstract es una tarea compleja, pero más aún lo es terminar un trabajo final. Es habitual que los estudiantes encuentren enormes dificultades en este proceso, motivo por el cual desarrollamos una solución definitiva.

Si tienes problemas para terminar la carrera, podemos ayudarte a través de nuestro extenso equipo multidisciplinario de profesionales. De esta manera, te acompañaremos en la resolución de cualquier inconveniente que se te presente.

Muchos de los universitarios que acuden a nosotros nos encargan la redacción de sus proyectos académicos. Como resultado, obtienen trabajos de la máxima calidad, totalmente originales. 

Pero, si prefieres hacerlo por tu cuenta, podemos guiarte y eliminar los obstáculos que se te presenten. Nuestros servicios son totalmente personalizables y se adaptan a tus necesidades específicas.

¿Quieres saber más? A continuación, compartiremos contigo nuestros medios de contacto.

Envíanos un WhatsApp y alcanza tu título

El icono verde de WhatsApp que ves al costado de la pantalla puede ser el botón que te impulse a terminar la carrera. Aprovéchalo para hacernos las consultas que quieras ¡Escríbenos ahora y alcanza tu título en tiempo récord!

Pídenos tu presupuesto gratuito a través del formulario

Completa el formulario que ves más abajo contándonos qué dificultades tienes con tu proyecto. Una vez que lo hagas, nos comunicaremos contigo a la brevedad para ofrecerte la solución que mejor se adapte a tus necesidades específicas, junto a un presupuesto gratuito.

Si quieres terminar el abstract, tu proyecto y la carrera de una vez, ¡contáctanos ahora!

TFGs

¿Buscando TFGs para citar?

Te contamos dónde encontrar TFGs para citar en tu proyecto

Quizás sea porque estés en plena redacción de tus antecedentes, porque necesites saber cómo proceder, o para buscar información. En todo caso, a la hora de escribir un trabajo final de grado es inevitable que termines buscando, en bancos virtuales, TFGs. Si te preguntabas dónde encontrar fuentes con trabajos confiables que puedas citar sin riesgos ¡estás en el lugar indicado!

¿Qué es un banco o repositorio de TFGs?

Un repositorio (también llamado “banco”) de TFGs es una suerte de biblioteca virtual donde las distintas instituciones educativas almacenan los trabajos rendidos en ella. De esta forma, los documentos quedan a disposición de aquellos que quieran consultarlos, o extraer citas de ellos. 

Hay repositorios de acceso abierto y otros para los que se debe pedir autorización para acceder a ciertos documentos, o formar parte de la universidad. Por lo general, además de consultarlos, también puedes descargar los archivos en diversos formatos.

Ten en cuenta que siempre deberás incluir en tus referencias el nombre del repositorio del cual hayas recuperado los TFGs que citas en tu trabajo.

TFGs

Porqué usar repositorios para conseguir TFGs

Hay más de una razón por la cual preferir buscar TFGs en repositorios, en vez de simplemente rastrearlos a través de Google.

Por un lado, los bancos de TFGs suelen contar con una serie de herramientas para especificar tu búsqueda. De este modo, evitas andar probando combinaciones de palabras en la barra del buscador hasta dar con la indicada.

También, tendrás la seguridad de que el TFG que utilizas ha sido aprobado por una universidad. Es decir, lo que cites estará institucionalmente respaldado y tendrá un mayor peso: no incluirás en tu trabajo elementos que, a priori, se puedan descalificar.

Asimismo, si buscas (por ejemplo) por tema o autor en un banco de TFGs, podrás expandir la información que contenga tu trabajo: en los bancos de TFGs no solo se encuentran trabajos de fin de grado, de máster o tesis. 

Por lo general, suele tratarse de repositorios donde todo el material producido en una institución queda indexado. De este modo, al bucear por un banco de TFGs también podrás recuperar artículos científicos, archivos de bibliotecas universitarias, entre otras cosas.

Repositorios Universitarios donde encontrar TFGs

Ahora es momento de calzarte las botas altas, cargar con pólvora el fusil, silbarles a tus perros y partir a la cacería de TFGs. Dejaremos el rastro bien marcado para que puedas seguirlo con facilidad. A continuación: los repositorios universitarios donde es más que probable que encuentres ese TFG que estás buscando sin cesar.

  • El repositorio institucional de la Universidad de Murcia (Digitum) se volvió de acceso abierto a partir de 2021. En él podrás encontrar, dentro de la sección “docencia”, los TFGs, TFM y Proyectos Fin de Carrera rendidos en la universidad, así como material docente.
  • También posee acceso abierto el depósito digital de la Universidad Miguel Hernández de Elche, RediUMH. Contiene, además de TFGs, TFM y tesis realizadas, artículos de sus revistas institucionales. 
  • Una opción más en lo que respecta a acceso abierto es el banco de archivos de la Universidad de Cantabria (UCrea). 
  • Otros bancos de archivos universitarios donde buscar TFGs son Helvia (de la Universidad de Córdoba -en la sección “trabajos académicos”) y Gredos (de la Universidad de Salamanca). 
  • Buscando en Gredos podrás obtener trabajos de grado con acceso abierto, así como utilizar el buscador del consorcio BUCLE (Bibliotecas Universitarias de Castilla y León). BUCLE agrupa, de manera digital, repositorios de tres universidades públicas, más allá de la de Salamanca: Burgos, Valladolid y León.

TFGs en otras lenguas

España es un país que, difícilmente, está del todo unificado en lo lingüístico. Es responsabilidad de las universidades reconocer y promover tal diversidad. A continuación, encontrarás qué repositorios contienen archivos en algunas de las lenguas habladas en España, aparte del español.

  • Los repositorios de la Universidad Pompeu Fabra, la Universidad Politécnica de Cataluña y la Universitat Autónoma de Barcelona tienen acceso abierto. Al ser universidades de Barcelona, contienen documentos que, al igual que sus páginas de inicio, están en catalán.
  • En Minerva, el repositorio de la prestigiosa USC, por otra parte, podrás acceder a un buen número de documentos en gallego. Es posible descargarlos en formato PDF.
  • Por último, en el banco institucional de la UPV podrás encontrar trabajos redactados en Valenciano.

Te acompañamos en tu búsqueda de TFGs

Servirte de un banco de TFGs permite acortar los tiempos de búsqueda de archivos para utilizar en tu trabajo final. Sin embargo, esto no significa que no deberás investigar a conciencia al revisar los repositorios universitarios. Y eso no es para todos.

TFGs

Si la investigación bibliográfica te saca de quicio o te parece más difícil guiarte por el mar de los repositorios que deshacer un nudo gordiano, nosotros te sacamos esa carga.

En TFG Online, te acompañamos en la realización de tu TFG, ayudándote con todo lo que sea necesario. Trabajamos con profesionales en temáticas diversas, de modo que se asigne cada proyecto a quién mejor pueda llevarlo a cabo.

Nuestros servicios se adaptan a tus requisitos. Puedes contactarnos tanto si llevas escrita la mitad de tu TFG, como si todavía no lo empiezas.

Te proponemos profundizar y aumentar la información que se elabora en tu TFG, a partir de nuestra amplia base de datos. Además, establecemos cronogramas de entregas con nuestros clientes, a fin de garantizar que sus trabajos sean presentados en tiempo y forma.

Contáctanos por WhatsApp 

Si así lo deseas, puedes comunicarte directamente con uno de nuestros asesores por WhatsApp con el fin de despejar las dudas que tengas sobre nuestros servicios. A través de este medio podremos responder más rápido.

También a través del formulario

Por el contrario, si prefieres que nosotros te llamemos, lo único que debes hacer es completar el formulario que verás a continuación con tus datos y los detalles de lo que necesitas (estos van en los comentarios). Un asesor que esté especializado en tu carrera se comunicará para brindarte información y, asimismo, cotizar un servicio ajustado a los requisitos de tu trabajo.

anexos

Anexos de tu TFG ¡Descubre qué necesitas para hacerlos!

Te explicamos cómo poner anexos en tu TFG

El texto de tu TFG es solo una parte del total de datos que manejas sobre tu problema de investigación. Dado que la redacción de estos documentos suele seguir normas específicas, muchas veces toda la información externa, con la que tu trabajo se sostiene, se añade en forma de anexos.

¿Qué son los anexos?

Los anexos de un TFG son las secciones finales del trabajo (siguen a la lista de referencias). Su función es exponer información que expanda el trabajo, pero que sea externa a él. Entre los elementos que incluyen los anexos pueden encontrarse gráficos, diagrama y esquemas, así como fotografías y mapas. Glosarios, anexos, entrevistas y gráficos de investigaciones hecha por otros también han de ubicarse en páginas anexadas.

Si tu TFG se basa en una investigación ajena, puede ser un requisito de tu universidad que la incluyas en el documento que presentes. Quizás, no sea obligatorio hacerlo, pero sin duda tu TFG se entenderá mucho mejor con ella. O, tal vez, simplemente, quieras que se aprecien tus esfuerzos en la búsqueda de datos. En todos estos casos, querrás considerar incluir una serie de anexos.

Dentro del cuerpo del texto es común que se especifiquen las instancias en las que se remite al anexo(s). 

Sin embargo, pese a su intrincada relación con el trabajo donde aparecen, los anexos constituyen una unidad aparte. Esto implica que deben poder comprenderse por separado. Y así debe ser; después de todo, comprenden información externa, sobre la que basas tu producción. En este punto, los anexos se diferencian de los apéndices, productos de una investigación propia que se deriva del texto.

De todas formas, tanto apéndices como anexos deben aparecer en el índice de tu trabajo.

El formato de un anexo

anexos

Los anexos se ubican, como aparece más arriba, pasada la lista de referencias y la bibliografía de tu TFG. Cada anexo que se incluya, comienza en una página nueva. 

Debes etiquetarlos con la palabra “Anexo”, seguida por una letra en mayúscula que señale, de acuerdo al orden alfabético, su posición en el documento (A, B, C).

En el extraordinario caso de que tengas más de 26 anexos, vuelve a comenzar el listado, duplicando las letras (AA, BB, CC).

Tras la etiqueta, debe seguir el título correspondiente a la información externa que se adjunta.

El anexo se toma como un texto con valor en sí mismo. Por lo tanto, sigue siendo necesario que incluyas todas las referencias requeridas.

El formato de tus anexos debe seguir la https://normas-apa.org/ para la redacción de textos. Es decir:

  • Etiqueta (“Anexo A”) y título deben ir en negrita y centrados.
  • Se aceptan las fuentes Times New Roman (12 puntos), Georgia (11), Calibri (11), Arial (11), Lucinda Sans Unicode (10) y Computer Modern (10).
  • Los párrafos del cuerpo textual deben tener sangría de 1.27 cm.
  • Debe configurarse la página con márgenes de 2.54 cm.
  • La página debe estar numerada en su esquina superior derecha. Por lo general se continúa con la numeración del documento.
  • Se debe utilizar espaciado doble.
  • El texto debe estar alineado a la izquierda.

Por otra parte, si en cada uno de tus anexos incluyes elementos gráficos, los del anexo A llevarán la especificación “A”, los del B, “B” y así sucesivamente. Si se tienen varios elementos dentro de un solo apéndice, se agrega un número (desde el 1, en orden ascendente) tras la letra.

Cuando hacer tu TFG (y su anexo) se vuelve imposible

Como todo lo accesorio en los TFG a los anexos se los ama o se los odia. Puedes disfrutar de hacerlos por la relativa simpleza de agregar producciones ajenas a la propia, sin modificarlas. Por el contrario, los anexos pueden acabar con tus nervios: “simple” es un concepto demasiado relativo.

Tal vez no consigues insertar un gráfico sin que el total de tu página se desconfigure. Puede ser que no estés seguro de que sea tan relevante incluir un anexo en cuestión. Quizás, incluso, dejaste el anexo para el último, pensando que no te sería difícil hacerlo con el agotamiento de redactar tu TFG a cuestas.

Anexos

En todo caso, hay tres salidas posibles

  • Terminas sin poner anexos (y el tribunal considera tu trabajo “poco fundamentado”).
  • Pones anexos (pero lo haces mal, así que terminas modificando tu TFG al responder a las preguntas que te hacen al respecto mientras lo presentas).
  • Pides ayuda a una tercera parte: nosotros.

Podemos asegurarte que no por nada te aconsejamos que elijas la tercera opción. Sigue leyendo para saber por qué.

¡Te ayudamos a completar tu TFG (anexos incluidos)!

En TFG Online buscamos darte el apoyo que necesitas para llegar a presentar tu tesis, una meta que (sabemos bien) no es nada fácil alcanzar.

Ofrecemos servicios personalizados de redacción y asesorías académicas. Nuestro trabajo se articula en torno a tus necesidades y al estado de tu proyecto. Trabajamos por entregas, de manera que puedan respetarse tus tiempos.

Contamos con un buen número de profesionales que se especializan en temas diversos. Es decir, que cuentan ya con el marco de referencias y conocimientos necesarios para llevar adelante tu TFG de la mejor manera

Tenemos también acceso a una amplia base de datos con los que ampliar los datos presentados en tu trabajo y, por qué no, generar un sólido anexo para que cierres tu TFG.

Contáctanos por WhatsApp 

Si tienes dudas sobre nuestros servicios, puedes comunicarte de manera directa con uno de nuestros asesores por WhatsApp para despejarlas. De este modo, seremos capaces de responderte con la mayor brevedad.

También a través del formulario

Asimismo, si prefieres que nosotros te llamemos, llena el formulario que verás a continuación con tus datos. Añade los detalles de lo que necesitas en los comentarios. Un asesor especialista en tu carrera entrará en contacto contigo para darte la información que necesites. En esa llamada, podrán cotizar un servicio que se ajuste a los requisitos de tu trabajo.

cómo hacer un resumen

Aprende cómo hacer un resumen perfecto

¿Cómo hacer un buen resumen?

Estudiar es una tarea difícil y lo mejor para llevarla a cabo es contar con las herramientas adecuadas. Por eso, en este artículo te explicaremos cómo hacer un resumen perfecto de tus textos universitarios. Si quieres saber más, continúa leyendo.

Es posible que también te interese: Cinco técnicas para memorizar con éxito.

¿Qué significa hacer un resumen?

Antes de contarte cómo hacer un resumen, será necesario definir qué es y hablar de sus características. Entonces, lo primero que debes saber es que se trata de un texto derivado de otro, pero mucho más corto, que expresa de manera sencilla las ideas principales.

Aprender cómo hacer resúmenes correctamente es fundamental si te encuentras cursando una carrera universitaria. Esto te permitirá tener una mayor comprensión de los textos trabajados, y te explicaremos por qué.

Un resumen no se trata de copiar y pegar palabras o frases, y crear un texto nuevo. Sino que consiste en identificar las ideas principales y secundarias, descartar la información que sobra, y crear un contenido nuevo.

Uno de los errores más comunes que se suelen cometer en esta tarea es copiar textualmente las frases ajenas. Si bien en algunos conceptos, esto será necesario, no es lo recomendado, puesto que la confección de este documento invita al autor a comprender en detalle el texto resumido.

Entonces, si copias y pegas, no estarás haciendo el trabajo de interpretación que te ayudará a entender el texto. 

De todo lo dicho, podemos concluir que hacer un resumen es interpretar y trasladar, con las propias palabras, las ideas de otro autor, a un texto propio. Para que sea un buen resumen, deberá ser considerablemente más corto que el texto original.

Además, deberás extraer solo las ideas principales o que sean necesarias para la comprensión del documento resumido. Evita transcribir las redundancias, la información de relleno y, en lo posible, los ejemplos.

Ahora sí, veamos cómo hacer un buen resumen.

hacer resumen

Cómo hacer resúmenes paso por paso

Aquí te explicaremos cada uno de los pasos que debes seguir para hacer el resumen perfecto.

Lectura rápida

El primer paso para hacer un resumen es leer el texto con el cual vas a trabajar. Esta lectura deberá darte la información necesaria para comprender de qué se trata. Estamos hablando de identificar el tema del documento. 

Se trata de un ejercicio rápido para conocer, a grandes rasgos, lo que plantea el autor. No te demores intentando comprender en detalle cada palabra. Para eso, habrá tiempo más adelante.

Identificación de ideas principales

Lo siguiente será determinar cuáles son las ideas principales que propone el autor, que le dan sentido al texto. Presta mucha atención porque no siempre es fácil determinar qué es lo más importante. 

Para ello, deberás usar diferentes recursos como resaltadores, hojas, o las aplicaciones de tu ordenador. Aquí será fundamental identificar visualmente la información importante. En este sentido, te sugerimos resaltar aquello que te parezca esencial en el texto.

Cuando la tarea esté terminada y hayas repasado todo el documento, deberás transcribir con tus palabras, siguiendo el orden de aparición, lo que has resaltado. De esta manera, tendrás las ideas principales separadas del resto del texto.

Redacción del resumen

Los pasos anteriores te servirán para comprender acabadamente el texto leído. Con la información extraída, podrás componer un nuevo texto, más corto, pero cuyo sentido sea el mismo.

Entonces, ¿cómo hacer un resumen correctamente? Primero, coloca el título, y luego, el nombre del texto que has resumido. Esto puede hacerse la siguiente manera: “Resumen de (título del texto), de (nombre del autor)”.

Seguidamente, comienza con las ideas más generales para, luego, adentrarte en lo particular. Puede ser que el texto original esté bien ordenado, si este es el caso, bastará con copiar su estructura. Pero no siempre ocurre esto, y a veces, los autores son desordenados para escribir.

La organización de tu resumen dependerá, en gran medida, del contenido del texto. Sin embargo, te recomendamos expresar las ideas en el orden que mayor facilidad brinde para su comprensión.

En cuanto a la extensión de tu texto, aspira a lograr que sea lo más corto posible. Para eso, una vez que lo hayas terminado, vuelve a leer y revisa si hay información innecesaria. Si la encuentras, elimínala.

Esperamos que a raíz de este artículo te haya quedado en claro cómo hacer buenos resúmenes. Pero, déjanos decirte que si tienes problemas para aprobar tus materias en la universidad, contamos con los recursos para ayudarte. Continúa leyendo para saber más.

como hacer resumenes

Te ayudamos a superar los obstáculos de la universidad

En TFG Online sabemos que hacer un resumen es una herramienta muy útil, pero no es suficiente al momento de aprobar una materia. Sin embargo, podemos ayudarte a superar cualquier dificultad.

Para eso, contamos con un equipo multidisciplinario de profesionales, formados en acompañar a estudiantes a terminar su trayectoria educativa. Gracias a esto, podemos ayudarte a comprender los textos y que puedas hacer los mejores resúmenes.

O bien, podemos darte una mano con la redacción de tus trabajos académicos. En este sentido, nos especializamos en proyectos extensos, como el TFG, pero hacemos todo tipo de documento. 

Como resultado te ofrecemos un proyecto de la máxima calidad académica y totalmente libre de plagio. Y todo esto ocurrirá bajo nuestros estrictos protocolos de confidencialidad, que protegen tu identidad al 100%.

¿Quieres saber más? Contáctanos a través de los siguientes canales.

¡Tenemos WhatsApp, escríbenos!

Envíanos un WhatsApp tocando el icono verde que sale al costado de la pantalla. Este sencillo medio de comunicación te permitirá hacernos llegar todas tus inquietudes de manera rápida. Si quieres terminar la universidad cuanto antes, ¡escríbenos ahora!

Completa el formulario y recibe la ayuda que necesitas

A través del formulario web puedes contarnos qué obstáculos tienes en el camino. En función de esto, te ofreceremos la solución que mejor se adapte a tu necesidad. 

Si quieres alcanzar rápido tus metas académicas, ¡contáctanos ahora!

Qué es el aprendizaje colaborativo

Todo sobre el aprendizaje colaborativo

¿Cómo aplicar el concepto de aprendizaje colaborativo a tu proyecto?

Si necesitas ayuda para incluir el concepto de aprendizaje colaborativo en tu proyecto de TFG, TFM o tesis doctoral has llegado al lugar correcto.

En este artículo vamos a explicar qué es el aprendizaje colaborativo y cuáles son sus características. Además, te daremos una serie de ejemplos de actividades para que puedas desarrollar en tu proyecto.

Continúa leyendo este artículo para enterarte de esto y de cómo podemos ayudarte desde TFG Online con la redacción de tu proyecto académico.

¿Qué es el aprendizaje colaborativo?

El aprendizaje colaborativo es una metodología didáctica basada en el aprendizaje contributivo. Este tipo de aprendizaje es una técnica que promueve el aprendizaje centrado en el alumno en relación con su entorno.

Esta técnica consiste en aprender en equipo, para esto se conforman pequeños grupos de alumnos, con conocimientos y habilidades similares, a los cuales se les asignará una tarea determinada.

La metodología de aprendizaje colaborativo tiene como objetivo que los alumnos consigan mayor retención de la materia de estudio, a la vez que mejoran las actitudes hacia el aprendizaje y las relaciones interpersonales entre los miembros del grupo.

Al mismo tiempo, esta metodología permite reconocer las diferencias individuales de cada estudiante. También fomenta y aumenta el desarrollo interpersonal, ya que permite que el sujeto se involucre en su propio aprendizaje y contribuya al logro del aprendizaje colectivo. Provocando, de esta forma, un mayor sentido de pertenencia al grupo y un aumento en su autoestima.

¿Cuáles son las características del aprendizaje colaborativo?

El aprendizaje colaborativo tiene diversas características, y suele confundirse con el método de aprendizaje cooperativo. No obstante, esta metodología tiene características propias que lo destacan y diferencian de otros tipos de aprendizajes.

En primer lugar, una de las características que distinguen a esta metodología es que los equipos de trabajo que se proponen son pequeños. En estos equipos se determina una actividad común, que debe ser resuelta por los integrantes. Por lo tanto, los participantes deben repartirse las tareas asignadas de forma equitativa y realizar la resolución de la misma de forma colaborativa.

A partir de esta actividad es que podemos señalar que el aprendizaje colaborativo contribuye al fortalecimiento de las actividades interpersonales, ya que incentiva el trabajo en equipo, la interdependencia entre los individuos del grupo y la rendición de cuentas para defender una postura o accionar.

Por lo tanto, gracias al desarrollo del aprendizaje colaborativo podemos observar que los alumnos tienen una mayor responsabilidad individual y grupal.

Aprendizaje colaborativo: ejemplos de actividades

Aprendizaje colaborativo ejemplos

Los beneficios del aprendizaje colaborativo, sin dudas, son muchos. Pero incorporar esta metodología al trabajo diario en el espacio áulico suele tener asociada una complejidad mayor. Son muchos los factores que deben ser considerados antes de poder aplicar esta metodología en el aula.

En principio, el grupo debe estar preparado para realizar este tipo de actividades colaborativas. Además, los contenidos deben estar adaptados al objetivo de aprendizaje. Y, por último y no menos importante, el contenido debe ser acorde a las características y capacidades de los alumnos.

A la hora de plantear una actividad relacionada al aprendizaje colaborativo, una de las primeras tareas que debemos realizar es la de formar los grupos de trabajo. Estos equipos deben ser homogéneos, por lo tanto, las capacidades y estilos de los diferentes alumnos deben estar equilibrados.

Por tal motivo, es de suma importancia que el docente conozca en profundidad a sus alumnos. De esta forma, se garantiza que la actividad sea productiva para todos los miembros del equipo.

Antes de llevar a cabo la actividad colaborativa propiamente dicha, podemos realizar diferentes dinámicas de grupo, para que los alumnos se conozcan entre sí y vayan comprendiendo en qué consiste la actividad que van a llevar a cabo. En definitiva, estas actividades van a preparar al grupo de cara al trabajo colaborativo.

Algunas de las actividades que se pueden llevar a cabo en el aula son:

  • Puzles.
  • Acertijos.
  • Lecturas colaborativas.
  • Corrección de tareas.
  • Investigación de grupos o proyectos.

¿Por qué son importantes las actividades colaborativas?

Para diseñar las actividades colaborativas no basta con plantear tareas para que los alumnos trabajen en grupo. Hay que realizar un diseño de actividades basadas en el aprendizaje colaborativo.

La colaboración bien planificada permite que cada miembro del equipo reconozca y valore la importancia de sus aportes y los de sus compañeros. Además, fomenta la confianza para aprender de los demás, al mismo tiempo que reconoce su propio valor.

¿Necesitas ayuda para aplicar el concepto de aprendizaje colaborativo en tu proyecto?

En TFG Online sabemos que el concepto de aprendizaje colaborativo puede no resultar tan difícil de desarrollar. También entendemos que lo difícil es la lectura de toda la bibliografía que se requiere para incluir este concepto en tu TFG, TFM o tesis doctoral.

Por ese motivo, te ofrecemos ayuda para llevar a cabo tu proyecto académico. Ponemos a tu disposición a los mejores profesionales para el trabajo. Nuestro equipo se conforma por especialistas en redacción, formados en todas las áreas académicas disponibles.

Además, contamos con herramientas que nos permiten evitar el plagio académico. Por tal motivo, te garantizamos un escrito completamente original y de calidad. Por supuesto, te garantizamos total confidencialidad de tus datos.

Contáctanos por WhatsApp

A través de WhatsApp puedes comunicarte de forma instantánea con nuestros asesores, quien podrá explicarte todo lo referido a nuestros servicios.

¡No lo dudes más y solicita tu presupuesto gratis!

Completando el formulario que se encuentra debajo, un asesor especializado en tu proyecto te contactará a la brevedad para ofrecerte una cotización acorde a tu proyecto. Recuerda que es totalmente gratuito.

De igual forma, contamos con múltiples medios de pagos para que elijas el que mejor se adecue a tus necesidades.

corrector de textos

El mejor corrector de textos para proyectos académicos 

¿Cuál es el mejor corrector de textos para proyectos académicos?

Esta es una pregunta muy habitual entre los estudiantes universitarios. Por eso, en este artículo te traemos la respuesta. Quédate con nosotros para conocer el mejor corrector de textos y las características que debe tener.

También te puede interesar: Los mejores correctores de inglés para redactar sin errores.

¿Qué características debe tener un buen corrector de textos?

A esta altura de la vida, probablemente ya te habrás dado cuenta de que el español es un idioma muy complejo. Aprender sus reglas y aplicarlas correctamente es una tarea complicada, por eso es tan necesario usar un corrector de textos en la universidad.

Lo cierto es que hay muchas opciones entre las cuales elegir, y esto supone un problema. Por eso, aquí compartiremos contigo las características que tiene un buen corrector de textos. Conócelas a continuación.

mejor corrector de textos

Corrección ortográfica

Identificar si una palabra está bien escrita o no, es la función más básica de este tipo de herramientas. Pero en este punto existe un grave problema. El español es un idioma que se habla en muchos países, y en cada uno, adopta formas de expresión particulares. 

En este sentido, una persona de Argentina escribe utilizando palabras diferentes a una de España. En ocasiones ocurre que el corrector no detecta el dialecto de cada país, y entiende que las palabras están mal escritas, cuando en realidad son correctas. 

Entonces, la primera de las características de un buen corrector es que tenga la opción de elegir el país al que corresponde la variante del español con la que tú escribes.

Revisión de gramática

Las palabras mal escritas no son el único problema al redactar. Por eso, la revisión de gramática también es una función clave. Se trata de que la herramienta sepa cómo detectar si existen incongruencias en una oración.

Los casos más habituales de estos errores tienen que ver con cantidades y género. Por ejemplo, si escribimos “los” seguido de un sustantivo en singular, olvidando la S (los pelo). O bien, introducir el artículo “la” seguido de un sustantivo masculino (la mono). 

La mala colocación de los acentos también puede resultar en un problema gramatical, y esto está estrechamente ligado con la selección del país del escritor. Por lo tanto, estas funciones se complementan mutuamente.

Corrección de estilo

Como mencionamos más atrás, la corrección de ortografía y gramática suele encontrarse en la mayoría de los correctores de textos. Sin embargo, el control del estilo está vedado para algunos pocos.

Esta función abarca el texto a nivel global y detecta, por ejemplo, si hemos repetido la misma palabra muchas, si las oraciones son muy largas, entre otras cosas. Esta función no es muy habitual y para sacarle el máximo provecho, es necesario pagar por ellas.

Muy bien, ahora ya conoces las funciones esenciales que debe tener un corrector de textos que se precie de bueno. Entonces, será momento de que veamos algunos ejemplos que cumplan con estas características.

Dos correctores que funcionan bien

Aquí te recomendaremos dos correctores de texto que funcionan muy bien, y nos guardaremos el mejor para el final.

El primero de ellos es Language Tool. Se trata de una herramienta que cuenta con una extensión en Chrome, y que funciona incluso en Google Docs. Sus funciones de ortografía y gramática son buenas, y cuenta con la opción de sugerir sinónimos. 

A esto se le suma la corrección de estilo, aunque debemos decir que es bastante limitada. En su función gratuita, solo detecta la repetición de un reducido número de palabras, y enuncia que hay posibles mejoras en el texto, sin explicar cuáles son. Más allá de estas limitaciones, es una herramienta muy útil y hace un buen trabajo.

El segundo corrector que tenemos para recomendarte es el Editor de Microsoft. También cuenta con una extensión para Chrome, pero no funciona en Google Docs. Por otro lado, hace un mejor trabajo con la puntuación que la otra herramienta, pero no es posible seleccionar el dialecto del español preferido. Al menos no en su versión gratuita.

Nuestra sugerencia es que ocupes estas dos herramientas en simultáneo. Aunque, no recomendamos hacerle caso a todas las modificaciones que proponen, ya que suelen presentar errores.

Ahora sí, como lo prometimos, compartiremos contigo el mejor corrector de textos.

corrector

Este es el mejor corrector de textos que existe

En TFG Online hemos probado todas las herramientas de corrección de texto del mercado, tanto de pago como gratis. Luego de un extenso proceso de prueba y error, hemos llegado a la conclusión final.

El mejor corrector de textos es nada más y nada menos que el ser humano. No hay inteligencia artificial que esté a la altura de comprender un escrito tan bien como otra persona. 

Si se trata de escribir un mail, puedes apoyarte en los correctores que mencionamos más atrás. Sin embargo, si debes entregar un trabajo académico importante, nuestra recomendación es que un profesional de tu área corrija tu proyecto.

En este sentido, podemos brindarte un servicio de corrección integral. Esto incluye la ortografía, la gramática y el estilo, y también controlamos que el contenido esté bien elaborado y que no presente puntos débiles.

A eso le sumamos la adaptación al formato de estilo solicitado por tu centro de estudios, y el control de plagio para garantizarte que todo sea 100% original.

Pero, si necesitas una solución definitiva para tus problemas académicos, también podemos redactar tu proyecto íntegramente para ti. Así, obtendrás un documento de la máxima calidad y de manera absolutamente confidencial.

Si tienes dudas o quieres saber algo más, puedes consultarnos. A continuación, te compartimos nuestros medios de contacto.

Obtén tus correcciones con un WhatsApp

Este es nuestro medio favorito de contacto por su simpleza. Aquí podemos contestar todas tus inquietudes a la brevedad. Escríbenos ahora y cuéntanos cómo podemos ayudarte.

Completa el formulario y te llamaremos

Pero, si lo prefieres, también podemos comunicarnos contigo por vía telefónica. Para ello, completa el formulario con tus datos y uno de nuestros asesores te llamará para preguntarte cómo podemos ayudarte. 

¿Quieres limpiar tu proyecto de errores? ¡Contáctanos ahora y nos encargaremos de hacerlo!

Principio de Arquímedes

Conoce todo acerca del Principio de Arquímedes y su utilidad

Descubre todo lo relacionado al Principio de Arquímedes

El Principio de Arquímedes es un principio físico que explica el comportamiento de un cuerpo sumergido en un fluido. Si estás realizando tu programación didáctica o tu trabajo final de grado y tienes que incluir este Principio, en TFG Online podemos ayudarte. Continúa leyendo este artículo para que puedas enterarte qué es el Principio de Arquímedes y cómo se puede utilizar.

¿De qué trata el Principio de Arquímedes?

Como indicamos anteriormente, el Principio de Arquímedes fue propuesto por el físico y matemático griego Arquímedes de Siracusa, quien se considera el padre de la hidrostática.

Este principio físico explica el comportamiento de un objeto sumergido en un fluido. Afirma que todo cuerpo parcial o totalmente sumergido en un fluido experimenta una fuerza ascendente, denominada fuerza de empuje, equivalente al peso del fluido desalojado por el cuerpo.

Dicho de forma más sencilla, cuando un cuerpo está dentro de un fluido, actúan sobre él dos fuerzas: el peso del cuerpo en cuestión, que va hacia abajo, y el empuje del fluido en el cual se sumerge, que va hacia arriba. Entonces, según este principio, el empuje del fluido es igual al peso del volumen del fluido que desplaza.

Para la física, el Principio de Arquímedes representa un aporte sumamente importante, ya que demuestra el tipo de fuerza que experimenta un cuerpo cuando se sumerge en un fluido.

¿Para qué se usa el Principio de Arquímedes?

principio de arquimedes

El Principio de Arquímedes puede ser aplicado en muchos campos y disciplinas. Por ejemplo:

  • La aerostática.
  • La navegación y construcción de barcos.
  • En los densímetros.

Este principio físico puede ser empleado en la vida cotidiana y en diferentes oficios y trabajos, ya que explica cómo y por qué flotan los barcos, los submarinos, los globos aerostáticos, los salvavidas, entre otras cosas.

¿Para qué sirve el Principio de Arquímedes?

Para la física, el Principio de Arquímedes representa un aporte muy importante debido a que explica el tipo de fuerza que sufre un objeto cuando se sumerge en un fluido. Este principio afirma que la reacción es un empuje en dirección vertical ascendente, y la fuerza que ejerza será equivalente con la del fluido donde se ha sumergido en cuerpo.

Sin dudas, este principio puede aplicarse a muchas actividades, incluso en la cotidianeidad de la vida. La importancia de este fundamento es que permite dilucidar el volumen de un objeto y la fuerza del fluido en el que se sumerge.

¿Necesitas ayuda con tu proyecto académico?

En TFG Online entendemos que los principios físicos, así como la aplicación de los mismos, no suele ser tarea fácil. Además, si las fórmulas físicas no son lo tuyo, puede resultar aún más tedioso. Pero no te preocupes, ya que nosotros podemos ayudarte a desarrollar el Principio de Arquímedes y muchos otros postulados físicos y matemáticos.

Ponemos a tu disposición un equipo multidisciplinario y especialistas en el campo de la física y las matemáticas, para que puedan ayudarte con el desarrollo de tu tesis, trabajo final de grado o máster.

Contamos con las mejores aplicaciones y herramientas antiplagio del mercado. De esta forma, podemos brindarte un escrito totalmente original y de calidad. Además, te garantizamos total confidencialidad con tus datos personales, así como también con tu proyecto académico. 

Contáctanos por WhatsApp

A través de WhatsApp, puedes comunicarte con unos de nuestros asesores. De esta forma y de manera automática podrás consultar todas las dudas que tengas con respecto a nuestro servicio.

Pídenos tu presupuesto

Es completamente gratuito, sólo debes completar el formulario que encuentras debajo. A la brevedad, uno de nuestros asesores especializado en la temática de tu proyecto académico se pondrá en contacto contigo para que puedan pactar las especificaciones del escrito.

Además, te ofrecemos múltiples medios de pagos, para que puedas elegir el que mejor se adapte a tus necesidades. No esperes más, ¡Estás a un paso de concretar tus sueños!