Reglas mnemotécnicas: ¿Qué son y cómo aplicarlas?

Reglas mnemotécnicas para usar en tus estudios

reglas mnemotécnicas

¿Qué son las reglas mnemotécnicas?

Estudiar y recordar a veces puede ser un martirio para los estudiantes, y más aún si eres de los que al ponerse nervioso se le nubla las ideas. En estos casos se suele recurrir a las reglas mnemotécnicas para poder consolidar conceptos. Las mismas son un sistema compuesto por varios métodos para que puedas recordar datos importantes como nombres, fechas, números y datos relevantes. 

Utilidad de las reglas mnemotécnicas 

Las reglas mnemotécnicas resultan especialmente útiles para retener información relacionándola a lugares o conceptos que te sean familiares. Aunque esa no sea su única utilidad, ya que se comprobó que gracias a la aplicación de estos métodos, las personas han logrado aumentar la agilidad y velocidad de su memoria

8 reglas mnemotécnicas que te resultaran de gran ayuda

reglas mnemotécnicas

Entre todas las reglas mnemotécnicas que existen, hemos seleccionado 8 que creemos son las más eficaces para ayudarte con tu proceso de aprendizaje. 

Agrupación de la información

Este primer método te será necesario para recordar y memorizar la información agrupando en palabras, números, frases y grupos. Por ejemplo, debes memorizar este número: 1597532846. De movida resulta complejo, pero si lo agrupas de este modo: 1597/532/846 cambia la cosa, ¿No? Bueno, con las palabras funciona de la misma forma.

Este método no es tan frecuentado por estudiantes, pero se ha comprobado que personas que padecen enfermedades que afectan al cerebro, como el Alzheimer, han podido recordar patrones de números y palabras gracias a este método de fragmentación. 

La regla mnemotécnica más clásica: método Loci

Esta técnica o método es uno de los más antiguos y eficaces de todos. El mismo consiste en visualizar caminos u objetos conocidos para ti y que los relaciones a listas o cadenas de datos que te sea difícil recordar. 

El ejemplo más dado y utilizado es el del sistema solar: te dan para aprenderte los planetas del sistema para la escuela. Primero planteas el punto de inicio, el Sol, y de final, Plutón. Al punto de inicio lo relacionas con tu casa y al de final con tu destino, es decir, la escuela. Y el resto de planetas los vas adjudicando a ubicaciones, locales, calles, que te resulten familiares.

Hacer rimas

Puedes usar las palabras que riman para ayudarte a aprenderlas y recordarlas. Este ejercicio suele ser subestimado, pero lo cierto es que seguro recuerdas canciones, rimas y melodías de programas infantiles que veías de pequeño, en este caso aplica lo mismo. Este proceso puede hasta parecer divertido y ayuda a repetir la palabra, o palabras, para ayudarte a retenerla.

Inventar historias

Este mecanismo es único porque pone en movimiento tu creatividad, al igual que hacer rimas. Si no puedes recordar algo, inventar una historia que tenga que ver con eso será más fácil y alimentará tu nivel de entendimiento sobre el concepto.

Encadenamiento

Este método toma algunos ejemplos anteriores y los complementa, ya que consiste en que crees una historia y utilices imágenes para conectar conceptos e información. 

Vamos a darte un ejemplo así lo entiendes: de la universidad te piden llevar elementos de laboratorio, tales como papel, cinta, agua destilada, uniforme de seguridad, etc. Con esos datos puedes inventar una historia o una canción. 

Asociaciones y conexiones 

Esta técnica mnemotécnica consiste en que asocies o conectes conceptos nuevos a los que ya conozcas y tengan relación. Esto te va a resultar especialmente positivo porque no sólo estás memorizando ese concepto sino que lo estás entendiendo por medio de una relación.

Por ejemplo, supongamos que te dan una lista con los siguientes países: Eslovenia, Grecia, Ucrania, Malta, Dinamarca y Francia. 

Tomarás las iniciales de esos países: “E, G, U, M, D y F” y con esto formarás una frase que contenga esas iniciales, como: “España ganó un mundial de fútbol”. 

Los acrónimos en las reglas mnemotécnicas 

Aquí puedes usar las iniciales de palabras para formar siglas, de ese modo te será más fácil recordar algunos conjuntos de palabras. Si necesitas aprender algunos nombres de grandes científicos como Einstein, Newton, Darwin y Galilei, puedes juntar sus iniciales y formar la “ENDG”. 

Puedes quedarte con ese acrónimo o incluso relacionarlo a nombres, imágenes, o cualquier otra cosa. En el caso de este acrónimo “ENDG”, puedes relacionarlo a “END GAME” por la finalización de un videojuego. 

Aprender por secuencias

Estamos ante otro método muy frecuente. Memoriza una lista numérica y a ella le asocias palabras asignándoles un orden, de ese modo te será más sencillo recordarlas y su importancia. Esta forma es usada también para recordar jerarquías. 

Por ejemplo: podríamos darte el caso del sistema solar, donde el Sol es el 1 y Plutón es el 9. Pero otro caso a aplicar sería el orden en que están estructurados los sucesos de una guerra o evento, siendo útil colocar en el puesto 1 el desencadenante y el número final el fin del evento. 

Otros métodos aparte de las reglas mnemotécnicas

reglas mnemotécnicas

Si bien las reglas mnemotécnicas resultan realmente necesarios para recordar cierta información que por algún motivo tu cerebro no quiere procesar, es necesario aclarar que no es el único método existente, hay otras formas más convencionales. Los resúmenes, los esquemas y las repeticiones también son ejercicios útiles para solidificar conceptos. 

Repeticiones

La repetición es una práctica útil para retener información: repetir, repetir y repetir. Es como cuando algo no quiere entrar entonces presionas y finalmente entra, ayuda a consolidar algunos conceptos.

Lo que resulta importante recordarte es que la repetición es útil pero para palabras o conceptos determinados, no es bueno que estudies de memoria sin saber qué significan los conceptos que abordas. 

Resúmenes y esquemas 

Los resúmenes son claves ya que lees algo, lo retienes y lo vuelcas en una hoja. Es como si estuvieras reforzando lo que estás procesando. Conlleva la práctica de la repetición pero también puedes transcribir los términos a tu modo para que no sólo lo memorices, sino que además lo entiendas, lo cual es aún más importante. 

Los esquemas son como una versión avanzada de los resúmenes, son lo mismo pero los esquemas pueden incluir estructuras que, por así decirlo, son más amigables a la vista. Un ejemplo de esto son los mapas conceptuales, donde puedes hilar conceptos de una forma más simple sin la necesidad de leer densos textos. Son muy utilizados por los estudiantes universitarios a la hora de tomar apuntes. 

¿Necesitas más reglas mnemotécnicas para un proyecto?

Estamos enterados que poder hacerte un hueco entre tus quehaceres diarios para poder estudiar es complejo. Más aún si necesitas cumplir con la entrega de proyectos como TFG, TFM o tesis.

En TFG Online contamos con un gran equipo compuesto de profesionales de la redacción académica. Podemos ayudarte con los proyectos que te quitan tiempo de estudio. 

Todos nuestros tutores son de excelencia y han pasado por estrictos filtros de selección, con el fin de garantizar un servicio de primera categoría. ¡Puedes consultar tu presupuesto sin compromiso de compra! Sólo tienes que completar el formulario que sigue a continuación con algunos datos y nos contactaremos contigo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Abrir chat
¿Tienes alguna duda o consulta?
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?