Conductismo en psicología: sus principales ideas

¿De qué se trata el conductismo en psicología?

conductismo psicología

Psicología: ¿qué es el conductismo?

El conductismo, en psicología, no tiene nada que ver con conducir un vehículo, o tal vez sí. En este artículo te develaremos todos los misterios de esta aproximación teórica, con sus principales referentes. Esperamos que te sea de utilidad para resolver tus proyectos académicos ¡Continúa leyendo para conocer esta temática en detalle!

También puede interesarte este post sobre el TFG de psicología.

Todo sobre el conductismo en psicología

El conductismo es una corriente de la psicología que estudia la conducta observable, procurando alcanzar la máxima objetividad posible. De sus principios se desprende que el comportamiento humano no puede estudiarse desde la introspección, ni desde lo que expresa el sujeto. Al menos, no de manera científica. Esto se debe al alto grado de subjetividad que conlleva la explicación de las emociones o de la concepción personal del mundo.

Este concepto data de principios del siglo XX, cuando las principales corrientes de la psicología analizaban al sujeto desde, como lo mencionamos anteriormente, la introspección. En contraposición a esto, John Watson, el padre del conductismo, argumentaba que tal cosa no era un procedimiento científico. Basado en el hecho de que nada de lo que decía el paciente era comprobable, ideó una alternativa ajustable al método científico.

De esta manera, colocó a la conducta observable como el objeto de estudio de la psicología conductista. En función de esto se estructura la teoría de que, tanto el ser humano como los animales, responden a estímulos. En términos simples quiere decir que la conducta es el resultado de la relación estímulo-respuesta. La mente del sujeto, en esta teoría, no juega un papel determinante.

Siguiendo este lineamiento, la terapia psicológica conductista propone reordenar la conducta mediante refuerzos positivos, dirigidos a comportamientos positivos. Esto quiere decir que se puede incitar a una persona a continuar haciendo una acción si se la motiva correctamente. Un ejemplo de esto es la situación laboral, donde una persona trabaja a cambio de un salario. Ir a trabajar representa la respuesta, mientras que el salario, el estímulo.

A continuación, conoceremos las principales teorías de la psicología conductista y los principales referentes que las defendieron.

Teorías conductistas

teorías conductistas

Dentro de la corriente conductista, pueden enmarcarse diferentes puntos de vista teóricos, que incluso presentan algunas contradicciones entre sí. Veamos ahora de qué se trata cada una de ellas.

Metodológica

Se trata del primer conductismo, aquel que vio la luz de la mano del ya mencionado John Watson. De aquí se desprenden dos premisas claves. La primera de ellas es que la psicología debe estudiarse como una ciencia natural, y no social. En este aspecto, Watson busca asimilarla a la biología ¿Por qué hace esto? Para asignarle rigurosidad científica y metodológica. Este razonamiento le vale para rechazar la introspección como herramienta de análisis.  

Todo esto tiene una razón de ser y es, como bien lo dijimos anteriormente, ubicar a la psicología conductista como teoría científica. Por lo tanto, se proponía descartar como información válida a cualquier dato proveniente de los fenómenos mentales. La única información objetiva para analizar al sujeto sería, entonces, su comportamiento observable. 

Psicológica

Explica el comportamiento, tanto de humanos como animales, enumerando los factores capaces de condicionar el accionar del sujeto. En este sentido, distingue cuatro posibles fuentes de estimulación.

Estímulos físicos: este tipo de estímulos afectan directamente al sujeto y lo hacen reaccionar. Por ejemplo, un golpe le causa dolor, o un ruido muy fuerte lo aturde.

Respuestas del organismo: se refiere tanto a reacciones internas como externas. Por ejemplo, la sensación de hambre estimula a la persona o animal a buscar comida. A su vez, la condición de enfermedad puede generar diversas respuestas en el cuerpo.

La historia del sujeto: otros de los puntos que pueden determinar la conducta es la historia personal. En un sentido psicológico conductista, se trata de qué tipo de estímulos fueron recibidos en el pasado que influyen las respuestas del presente. Por ejemplo, alguien que tiene miedo a las arañas, probablemente tuvo un episodio traumático con una en el pasado.

La intervención del refuerzo: la idea de refuerzo se refiere a la noción que el sujeto tiene de la respuesta obtenida tras realizar una acción. Retomemos el ejemplo del trabajo y el salario. En caso de que considere su sueldo acorde o alto en función del trabajo que efectúa, podemos hablar de refuerzo positivo. Esto motivará a la persona a continuar trabajando. Por otro lado, la percepción de que el salario es bajo lo desmotivará y sentirá menos deseos de continuar ejecutando la acción. Este es el refuerzo negativo.

Como referentes de esta corriente, podemos citar a varios autores. Entre ellos, uno de los más conocidos es B. F. Skinner, y también se alinearon bajo este paraguas teórico John Watson y Edward Lee Thorndike. 

Analítica o lógica

Sostiene que la mente es una metáfora que nada añade a las acciones efectuadas, sino que todo tiene que ver con los estímulos recibidos y las respuestas correspondientes. Se la puede considerar una teoría filosófica. 

Algunos de los principales referentes de esta corriente fueron: Ryle, Wittgenstein, Russel Quine, entre otros. 

Otras consideraciones sobre la teoría psicológica conductista

Una de las premisas de Watson, en su primer manifiesto conductista, sostenía que el objetivo de la psicología no podía ser explicar estados de conciencia. En cambio, debía ser predecir y controlar el comportamiento. Con esto redefine el campo de acción de esta área de estudio humano. La mente se convierte en un lugar insondable del cual es imposible sacar información verdadera.

En función de esto, basó su estudio en tres principios esenciales:

El reduccionismo: sostiene que el aprendizaje es un proceso basado en la asociación. Por tal motivo, un comportamiento complejo es la suma de otros más sencillos.

La parsimonia: se refiere a la búsqueda de la explicación más sencilla entre todas las posibles. De esta manera, la psicología conductista explica todo desde el estímulo y la respuesta.

El control experimental: este es un concepto que introduce el conductismo en la psicología. Esta teoría se apoya en la realización investigaciones en laboratorio con variables controladas. 

A continuación, conoceremos algunas de las críticas que se le han hecho a esta corriente del pensamiento.

Críticas

críticas

Debemos decir, que las críticas que ha recibido el enfoque psicológico conductista no son pocas. Sobre todo, provienen de colegas defensores de otras teorías. Por ejemplo, se le critica:

  • La negación del inconsciente, los estados mentales y los sentimientos. 
  • La concepción del sujeto como un receptor pasivo que solamente actúa en función de estímulos. 
  • La falta de interés por los procesos cognitivos. 
  • La infravaloración del papel que juega el sistema nervioso en los procesos del ser humano.
  • La experimentación con animales, entendiendo que participan del mismo proceso que el ser humano. A esto se le suma la cuestión del maltrato.
  • La negación de los fenómenos sociales como factores que influyen al individuo.

En este artículo dimos un vistazo muy general sobre la psicología conductista. Esperamos que te haya sido de ayuda para comprender sus principios y fundamentos, y que puedas avanzar en tu carrera. Si necesitas ayuda con tus trabajos, te invitamos a continuar leyendo. 

¿Necesitas ayuda para realizar tus proyectos de psicología? 

En TFG Online sabemos que las corrientes de la psicología son complejas y su comprensión, dificultosa. Pero eso no necesita representar un problema para ti, siendo que has llegado hasta nosotros.

Con el conocimiento de las dificultades a las cuales se enfrentan los universitarios, creamos una serie de servicios académicos profesionales para asistirlos. Para hacerlo, reunimos un enorme equipo multidisciplinario de expertos, capaces de abordar cualquier problemática de la psicología.

De esta manera, podemos guiarte hacia tu objetivo académico a través de asesorías, correcciones, o bien, si lo deseas, la redacción integral de tus trabajos. Sí, has leído bien, hacemos tus proyectos por ti. La aprobación de tus trabajos nos importa, por eso damos el 100% de nosotros en cada uno de nuestros servicios, garantizándote la máxima calidad académica.

Además, para tu absoluta tranquilidad, debes saber que actuamos bajo rigurosos protocolos de confidencialidad, que resguardan la identidad de las partes involucradas. Por lo tanto, nadie sabrá que nos contrataste.

Obtén tu presupuesto gratuito y personalizado con un solo clic

En este punto, te encuentras a un clic de distancia de resolver tus problemas académicos. Solo debes completar el formulario de abajo y nos comunicaremos contigo para conocer en detalle cómo podemos ayudarte.  

Necesitamos esta información para elaborar un presupuesto gratuito hecho a tu medida. No pierdas tiempo estancado con la universidad, contáctanos ahora y ¡titúlate cuanto antes!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Abrir chat
¿Tienes alguna duda o consulta?
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?