derecho civil

Supera con nosotros el TFG de Derecho Civil

Te contamos cómo superar el TFG de Derecho Civil

Si eres estudiante de la Carrera de Derecho Civil y estás a punto de finalizar tu curso académico, ¡llegaste al lugar correcto! 

Seguramente, en estos momentos de muchos sentimientos encontrados, necesites una ayuda para poder guiarte y entender cómo es la modalidad del TFG de Derecho Civil.

Por ese motivo, en este post te comentaremos todos los detalles que necesitas tener en cuenta, para lograr un Trabajo Final de Grado exitoso.

Aquí te explicaremos los conocimientos previos que deberás tener, los objetivos formativos de este proyecto, y las competencias que deberás tener al momento de presentarte. ¿Comenzamos?

Conocimientos previos para presentar tu TFG de Derecho Civil

Ten en cuenta que para acceder a la matriculación de tu TFG de Derecho Civil es necesario que superes el 60% de los créditos de la Titulación, incluyendo la totalidad del 100% de la formación básica.

Al matricularte, deberás formalizar todos los créditos restantes para obtener el título.

Objetivos de Aprendizaje

Tendrás que estar capacitado para desarrollar las competencias relacionadas y lograr el análisis y la síntesis, teniendo un razonamiento crítico.

Tienes que ser capaz de identificar los aspectos más relevantes en cuanto a los jurídicos como la realidad económica, medioambiental y social. Capacidad para leer textos de naturaleza jurídica.

Por medio de tutorías, tú como alumno, deberás desarrollar fundamentalmente todas las competencias que tengan relación con el razonamiento crítico, el análisis, la capacidad para lograr una buena comunicación escrita y oral.

También la obtención de los conocimientos generales del Derecho, justicia y pluralismo, proyección en los valores de igualdad. Todas estas actividades formativas se relacionan a las competencias específicas del Grado de Derecho.

Tienes que estar sumamente listo y capacitado para desarrollar un trabajo autónomo, como la búsqueda de bibliografía, jurisprudencia, de fuentes confiables, estadísticas. Esto te formará de una manera más integral en cuanto al tema que vayas a desarrollar.

En presencia del Tribunal que te evaluará, y a través de la presentación oral de tu TFG de Derecho Civil, deberás exponer las competencias vinculadas con la capacidad de análisis y síntesis. También la comunicación oral, el razonamiento crítico, la transmisión de ideas e información.

Además, deberás demostrar los conocimientos adquiridos, transmitir los problemas y soluciones a un público especializado.

Competencias para tu TFG de Derecho Civil

derecho civil

A continuación, te diremos cuáles son las competencias transversales que deberás tener para exponer tu trabajo académico de Derecho Civil.

  • Tienes que estar capacitado para analizar y sintetizar.
  • Deberás tener un razonamiento crítico.
  • Una excelente comunicación escrita y oral.
  • Capacidad de gestionar la información expuesta.
  • Aptitud de aplicar los conocimientos adquiridos a la formulación y la defensa de los argumentos y a la resolución de problemas. 
  • Ser capaz de realizar una negociación, conciliación y tomar decisiones. 
  • Contar con la adquisición de conocimientos generales que te capaciten para acceder a niveles de estudios superiores.
  • Capaz de transmitir ideas, información, problemas y soluciones a un público especializado como no especializado.
  • Debes proyectar las habilidades, conocimientos y destrezas adquiridos en la promoción de una sociedad que está basada en los valores de la igualdad, la libertad, el pluralismo y la justicia.
  • Lograr desarrollar las habilidades de la iniciación a la investigación.

Competencias genéricas

Seguidamente, te exponemos las competencias que deberás tener de manera más genérica para presentar tu TFG de Derecho Civil:

  • Capacidad de leer, interpretar y redactar escritos y textos de naturaleza jurídica. 
  • Conocer y comprender las instituciones privadas y públicas principales del ordenamiento jurídico en su génesis, en su conjunto y en su individualidad.
  • Capacidad de argumentar en debates sobre actualidad aplicando de forma precisa el Derecho.
  • Capaz de encontrar soluciones alternativas en el planteamiento de un problema o en el uso de recursos jurídicos con una gran diversidad de enfoques.
  • Lograr identificar los aspectos más importantes jurídicos de la realidad económica, social y medioambiental.
  • Reflexionar sobre temas relevantes de índole ética, social o científica en el campo del Derecho.

Competencias específicas en Derecho Civil

A continuación, te detallaremos las competencias específicas que deberás cumplir para tu TFG de Derecho Civil:

  • Capaz de comprender los conceptos teóricos de la normativa del Derecho Civil.
  • Capacidad para resolver situaciones jurídicas propias al ordenamiento civil.

¿Necesitas ayuda para tu TFG de Derecho Civil? 

En TFG Online podemos ayudarte a realizar todos tus trabajos académicos, no solo tu TFG de Derecho Civil, sino también tu TFM, tu programación didáctica, tu unidad didáctica, presentaciones, y ¡hasta tu tesis!

Nuestro equipo cuenta con más de 500 profesionales expertos para guiarte en todo el proceso de tus proyectos, desde la elección del tema, hasta la presentación final. 

Tus datos son confidenciales y te garantizamos una originalidad del 100% gracias a nuestros docentes. 

Pide tu presupuesto sin cargo

Recuerda completar el formulario a continuación y en breve un asesor se pondrá en contacto contigo para realizarte un presupuesto personalizado a tus necesidades. ¡Estás a un clic de distancia para lograr este último desafío!

que estudiar

¿No sabes qué estudiar? Te damos consejos para orientarte

Decide qué estudiar con estos prácticos consejos

Si aún no tienes en claro qué estudiar, en este artículo te daremos a conocer una serie de factores a tener en cuenta para tomar la decisión correcta. Esperamos que te sea de gran utilidad, debido a que, elegir la carrera que deseas seguir, tendrá efectos directos en tu futuro laboral. Sin más que agregar, ¡comencemos!

¿Qué estudiar?: La pregunta del millón

La pregunta “¿qué estudiar?” debe estar dando vueltas en tu cabeza si estás leyendo este artículo. Por eso, vamos a contarte en detalle todas las implicancias que tiene elegir la carrera universitaria correspondiente. Para ello podemos seguir una serie de pautas que guiarán tu decisión en función de aquello que más te motive.

qué estudiar

Y aquí acabamos de introducir la primera de las premisas. Para decidir qué carrera seguir, tienes que encontrar un ámbito del conocimiento te motive a explorarlo en profundidad. Una manera de hacerlo es repasar las asignaturas del bachillerato y detectar en cuáles te iba mejor, o cuáles esperabas con ansias. Ocurre también que, en ocasiones, los profesores son muy buenos enseñando su materia y entusiasman a sus alumnos. Pero, debes tener en cuenta, que un buen profe no es suficiente para tomar la decisión.

Pongamos por caso que te gustó economía, y quieres seguir la carrera. Antes de tomar una decisión, debes informarte sobre todos los aspectos que aborda su aprendizaje ¿Por qué? Porque muchas veces los profes nos muestran la parte más atractiva del campo de estudio, mientras que el resto, puede no interesarnos. También es posible que suceda lo contrario, y no nos guste una asignatura porque el profe es aburrido, pero los contenidos nos resulten muy interesantes.

En conclusión, la primera pauta a tener en cuenta es la motivación que nos genere aprender más sobre un área específica. Si esto te ha orientado a tomar una decisión final, ¡fantástico! De no ser así, profundizaremos aún más en otros criterios fundamentales.

Si quieres conocer la oferta educativa de las universidades españolas, ingresa aquí.

¿Cómo elegir qué estudiar si no sé qué me gusta?

Esta es una excelente pregunta, y para responderla adecuadamente, vamos a determinar qué no te gusta. En muchas ocasiones, cuando no podemos tomar una decisión sobre qué estudiar, vale preguntarnos a donde no queremos llegar. Esto quiere decir, que no tomar la decisión incorrecta, muchas veces nos acerca a la correcta 

Por lo tanto, un buen punto de partida puede ser preguntarte en qué área del conocimiento no quieres estar. Y aquí podemos hacer la primera división entre ciencias exactas (matemática, física, química, etc.) y sociales (antropología, psicología, comunicación, etc.). Esta es una buena manera de detectar aquello que no te gusta. Por ejemplo, hay muchos estudiantes que no se llevan bien con las matemáticas, y este es un parámetro interesante a la hora descartar posibles carreras.

También puede que no tengas una preferencia por una u otra rama de la ciencia. En este caso puedes probar en el sentido inverso, es decir, tomar las asignaturas que te gustan e investigar los campos del conocimiento que abarcan. Tomemos el ejemplo anterior desde otro punto de vista: si te gustan las matemáticas, puedes investigar que carreras la emplean. También puedes pensar que tipo de aplicaciones prácticas te gustaría efectuar desde ese lugar, un caso posible sería ejercer la docencia.

Determinar qué te gusta no es algo que alguien pueda hacer por ti, pero si puedes consultar con otras personas qué consideran que se te da bien. Tus profesores sabrán decirte mejor que nadie en que área te desempeñas con mayor facilidad.

A continuación, te ofrecemos un listado con las cosas que debes evitar a la hora de elegir tu carrera universitaria.

No hagas esto a la hora de elegir que estudiar

En el punto anterior mencionamos que la decisión de la carrera universitaria a seguir debe ser guiada por la motivación de aprender. Pero esto, no siempre es tan sencillo de determinar. Primero de todo, porque es posible que no te haya gustado nada de lo que aprendiste en el bachillerato. Segundo, puede que todavía no sepas que te motiva aprender porque aún no has llegado a reconocer esa rama del conocimiento.

Es una realidad que, con el transcurso del tiempo, los campos de estudio se amplían al mismo paso que lo hace la tecnología. En este sentido, es totalmente comprensible que aún no hayas tomado contacto con lo que realmente te guste. Por eso, aquí te diremos que debes evitar hacer a la hora de elegir tu carrera.

Optar por lo fácil

Optar por la carrera más fácil no es una opción porque tal cosa no existe. Si quieres alcanzar un título universitario de manera rápida y fácil para ingresar al mundo laboral lo antes posible, tenemos malas noticias para ti. No hay carreras fáciles. Todas requieren mucho esfuerzo y dedicación. Además, debes tener muy en claro que la elección de tu carrera es una inversión en tu futuro. 

No quieres desperdiciar años de tu vida estudiando algo que no te guste para terminar trabajando de algo que luego odies. Piénsalo de esta manera, ¿me gustaría dedicarle años de mi vida a este campo del conocimiento? O mejor aún, ¿me gustaría ganarme la vida aplicando estos saberes? 

Si las respuestas no te ayudan a elegir, por lo menos te ayudarán a descartar aquello que no desees.

Elegir una carrera por su salida laboral asegurada

En este caso aplican las mismas preguntas que formulamos en el apartado anterior. Debes estar al tanto de que, elegir una carrera de acuerdo a su salida laboral, no es la mejor idea si no te apasiona. Por ejemplo, pongamos por caso la medicina. Si deseas dedicarte a ese rubro, asegúrate de que te genere interés. De otra forma, desperdiciarías años de estudio, e incluso, si te gradúas, podrías estar poniendo en riesgo la vida de los pacientes que atiendas. 

Encontrar trabajo no depende de la carrera, sino que depende de ti. Sí, es cierto que siempre se necesitarán médicos o docentes, pero si no te gusta curar o enseñar, no te fuerces a ello. Encontrarás trabajo si eres un profesional dedicado, independientemente de la carrera que elijas. 

Continuar con el mandato familiar

Uno de los motivos por los cuales los estudiantes eligen determinada carrera es que en su familia se hace de esa manera por tradición. Cuentan con generaciones enteras, abuelos, padres, hermanos, dedicados a lo mismo, y tomar otra decisión representaría un problema. 

Supongamos que todos los miembros de tu familia son abogados y tú no deseas estudiar eso. Esto generará conflictos, y probablemente busquen empujarte a tomar esa decisión. Por eso, prioriza siempre tu deseo, sabemos lo difícil que es decirle que no al mandato familiar. Pero, déjanos decirte que peor es estar atascado en una vida y un trabajo que no te gustan. Por eso, si vas a continuar ese mandato, asegúrate de que lo haces porque realmente así lo quieres.

Tomar la decisión sin pensártelo bien

Otro de los grandes errores que se cometen a la hora de elegir la carrera universitaria es no contar con la suficiente información. Con el objetivo de empezar rápidamente, no se investiga lo suficiente y luego de un año aparecen las decepciones. Sin lugar a dudas, la motivación es uno de los puntos más importantes a tener en cuenta, pero también debes contar con la información adecuada. Como dijimos anteriormente, es probable que un profe te haga amar su materia, pero que, al llegar a la universidad, no sea lo que esperabas.

Infórmate antes de elegir qué estudiar

Antes de tomar la decisión final en cuanto a la elección de tu carrera, infórmate bien. Una buena opción es consultar con profesionales del área que conozcas. Ellos te sabrán decir de primera mano los pros y los contras de seguir su mismo camino.

Otro punto que no puedes dejar de lado es la información que la universidad te puede proveer al respecto. Conocer el plan de estudios te dará un panorama general de cómo serán los próximos años de tu vida. Aquí volvemos al ejemplo del profe que nos gustaba en el bachi. Puede que su materia te haya molado mucho, pero que la carrera no sea como lo esperabas.

También es recomendable que averigües en internet las posibles carreras a elegir, o las prestaciones que ofrecen los profesionales del área de tu interés. Allí podrás encontrar los espacios del mundo laboral destinados a tales fines, y determinar si los encuentras atractivos. También, en redes sociales encontrarás personas que crean contenido del rubro de tu interés. Seguirlas te puede dar una idea general de lo que podrás hacer en el futuro.

Valerte de test de orientación vocacional también puede ser un buen punto de partida para guiar tu investigación. Resultan ser una buena idea para identificar carreras que aún no habías considerado, o bien, confirmar que se te da bien la que tenías en mente. Pero siempre debes tener en cuenta que un test es solo una herramienta y no determina para qué eres bueno. Tu decisión no puede estar basada en un test, sino más bien, en lo que te haga sentir mayor confianza.

¿Puedo tomar cursos en lugar de ir a la universidad?

Si has llegado hasta aquí y encuentras difícil tomar una decisión, es entendible que consideres tomar diferentes cursos y postergar tu decisión final. Y si prefieres hacerlo así, está bien, pero debes saber que no obtendrás en un curso la formación que te da la universidad. 

Un título de grado es mucho más significativo que un certificado, y esto se traduce en mejores oportunidades laborales. Por lo tanto, no estamos sugiriendo que no tomes cursos, todo lo contrario. Pero, si quieres sumar titulaciones de peso a tu currículum, la mejor idea es incorporar un título de grado. Por supuesto que todo suma y hacer un curso es mejor que no hacer nada.

En el siguiente apartado, compartiremos contigo una serie de preguntas que te ayudarán a reducir las opciones que tienes por delante.

Decide qué estudiar haciéndote las preguntas correctas

Con anterioridad planteamos algunas preguntas que te podían ayudar a acotar tus opciones a la hora de elegir que estudiar. Aquí recapitularemos todo lo dicho e incorporaremos otros puntos para ayudarte a tomar la decisión final. Esperamos que te sea de utilidad.

  • ¿Qué me gusta? / ¿Qué no me gusta?

Esto es lo primero que quieres responder. Puedes hacer la misma pregunta tanto en su forma afirmativa como negativa para obtener mejores resultados. No te preocupes si la respuesta no es muy específica, en adelante indagaremos con mayor profundidad.

  • ¿Qué áreas del conocimiento me generan interés?

Una vez que tengas la primera respuesta, puedes profundizar en las áreas que hayas seleccionado como interesantes. A su vez, esto te permitirá indagar con mayor detalle los conocimientos que abarcan. 

  • ¿Para qué soy bueno?

Si bien la respuesta a esta pregunta es importante, no es determinante. Puedes ser bueno en algo, pero recuerda que la práctica hace al maestro. Identificar en lo que eres bueno te será de ayuda, y si es algo que quieres hacer en el futuro, buscar una carrera afín es una gran idea.

  • ¿Qué tipo de trabajo realizan los profesionales del área que me gusta?

Si puedes encontrar aquí algo que te atraiga, habrás encontrado tu carrera universitaria. Ten en mente que para llegar a hacer un trabajo profesional se requiere pasar por la etapa educativa y sus respectivas especializaciones. Que no te desanime el hecho de que el camino pueda ser largo. Si es el tipo de vida que quieres llevar adelante, hazlo sin miedo.

Esperamos que esta información te acerque un poco más a la elección de tu carrera universitaria. Y no te asustes si descubres que la decisión tomada no era lo que esperabas. Siempre puedes volver a elegir otra carrera. 

¿Ya elegiste una carrera? Entonces esto te interesará

En TFG Online sabemos que tu futuro laboral depende en gran medida del buen desempeño académico. También entendemos que no en todas las materias tendrás la misma facilidad. Por eso desarrollamos una gama de servicios para acompañarte cuando sientas que la universidad es más difícil de lo que parecía.

Para ello, contamos con más de 500 profesionales altamente capacitados, que se desempeñan en diversas áreas de estudio. Así, podemos asistir a estudiantes en apuros de todas las carreras y de la materia que sea.

Cuenta con nosotros para brindarte asesorías académicas, correcciones de trabajos, o incluso la redacción total de tus proyectos universitarios. La universidad no tiene por qué ser una tortura para ti, y con nuestra ayuda, eso no pasará.

Pide tu presupuesto gratuito ahora

Si quieres nuestra asistencia solamente debes completar el formulario que ves debajo. Te contactaremos para que nos cuentes cómo podemos ayudarte. Con esta información elaboraremos un presupuesto hecho a tu medida.

Disfruta la universidad al máximo y deja los problemas en nuestras manos, ¡contáctanos ahora!

tfg esic

Todo lo que tienes que saber sobre el TFM en ESIC

 del TSi has llegado hasta aquí, seguro que estás a punto de empezar tu TFM en la ESIC Business and Marketing School. A pesar de que la dinámica para afrontar el Trabajo de Fin de Máster te será familiar, porque no se diferencia en exceso de la del TFG, en el post de hoy te contamos todo lo que necesitas saber para afrontar con éxito este último reto académico.

El objetivo del TFM en la ESIC

El TFM en la ESIC es la guinda del pastel a todos los meses que has invertido especializándote en una disciplina.

Con tu proyecto final debes demostrar que estás preparado y que tienes todos los conocimientos necesarios para ofrecer lo mejor de ti en el entorno laboral. De hecho, la guía docente para el desarrollo del TFM en ESIC, establece que el objetivo principal es la “aplicación de las competencias generales asociadas a la titulación y la capacidad para la emitir juicios que incluyan una reflexión sobre temas relevantes”.

En definitiva, el TFM en ESIC consiste en la elaboración pautada de un texto formal, razonado y con base en los conocimientos impartidos en las aulas sobre alguna temática específica de tu disciplina.

Elección del tema del TFM en ESIC

Generalmente, la elección del tema del TFM en ESIC es libre. Aunque, como te adelantábamos antes, debe ajustarse a los fundamentos que has aprendido durante el máster. 

Además, el tutor académico debe aprobar la temática del proyecto. Por tanto, te recomendamos que previamente os reunáis y le propongas diferentes temáticas para tu TFM en ESIC. De esta forma, podrás conocer su opinión y seleccionar el tema más conveniente y relevante para ambos. 

Una vez definido el tema, tu tutor será el encargado de supervisar el trabajo entregado y de resolver todas las posibles dudas que te puedan surgir. Te orientará en términos tanto teóricos como prácticos para que puedas redactar correctamente tu proyecto.

tfm de esic

Consejos para hacer tu TFM en ESIC

 Utiliza fuentes fiables y métodos de análisis. 

Sírvete de las fuentes y métodos de análisis con los que tengas mayor familiaridad por haberlos utilizado en clase. Tu tutor y el tribunal del TFM en ESIC los reconocerán y  lo valorarán positivamente. Además, te será mucho más sencillo integrarlos. 

Recuerda que un buen Trabajo de Fin de Máster es la combinación de las competencias y los conocimientos adquiridos junto con nuevas aportaciones en cuanto a enfoque que puedas aportar. 

Ajústate a la guía del TFM de la ESIC.

No te la juegues siendo demasiado creativo e innovador. Aunque tienes cierta libertad, no puedes salirte de lo estipulado en la guía docente del TFM de la ESIC. Debes seguir las características formales y respetar la estructura.

Tu proyecto debe incluir la portada, el índice, la introducción, los puntos del desarrollo, las conclusiones, la bibliografía y los anexos, si fuera necesario. Además, las obras referenciadas deben redactarse siguiendo la normas de citación APA.

Otro detalle que no debes olvidar es la redacción precisa y nítida. No trates de complicar tu proyecto y haz que sea legible y entendible por todos aquellos que vayan a leerlo. Y por supuesto, sigue siempre las  reglas gramaticales y ortográficas.

Olvida el ‘copia y pega’.

Aunque copiar y pegar contenido interesante en tu TFM es muy tentador, debes evitarlo por completo. Recuerda que te comprometes a hacer un trabajo original en el que demuestras todo lo que has aprendido. Si encuentras artículos e investigaciones muy interesantes que crees que pueden ser de utilidad en tu trabajo, la mejor opción es citar y parafrasear a los autores correctamente. De esta forma, si aplicas la referencia necesaria, tu TFM en ESIC se seguirá considerando original. 

Defensa del TFM de ESIC

Una vez que tu trabajo esté listo y hayas entregado tu proyecto, deberás defender tu TFM. La Escuela establece que la exposición debe hacerse de manera oral y presencial ante un tribunal. 

El tribunal está conformado diferentes profesores de la titulación. La duración de la exposición varía en función del máster aunque por normal general suele situarse en los 10 minutos. Es muy importante que te ajustes a la duración ya que excederte o no llegar al tiempo requerido afectará en tu nota final del TFM de ESIC. 

Debes recordar que para llevar a cabo la defensa del TFM en ESIC, tienes que preparar una presentación. Este recurso te servirá de apoyo para explicar cada una de las partes de tu trabajo y facilitar la comprensión de la información al tribunal. Por último, no te olvides de llevar un copia del TFM a cada uno de los jueces del tribunal. No lo leerán en el momento, pero sí será de gran utilidad para conocer las claves de tu investigación.

¿Necesitas ayuda con tu TFM de ESIC? 

Si vas a comenzar con tu TFM de ESIC, en TFGOnline podemos ayudarte la redacción completa o parcial de cualquier parte del TFM. Además, contamos con un amplio equipo de expertos en cada área que te facilitarán el trabajo para que tú solo tengas que preocuparte de recoger tu título universitario. 

 

   

Introducción de un TFG

Consejos para hacer la introducción de un TFG

La introducción de tu TFG puede ser un apartado complicado de redactar. Se trata de la primera parte de tu trabajo que el lector leerá, después de la portada. Cuando te enfrentes al folio en blanco, te recomendamos que tengas en cuenta cuál es su objetivo: introducir el contenido de tu proyecto para que todo aquel que lo lea contextualice toda la información que aparece en él. 

Por lo tanto, cuando redactes la introducción de tu TFG tienes que intentar captar la atención del lector al mismo tiempo que exponen las principales ideas e información relevante que aparecerá en el cuerpo de texto. Debes ver este apartado como la carta de presentación de tu proyecto. 

Para que escribas esta parte de tu Trabajo Final de la mejor forma posible, te dejamos una serie de consejos a seguir

Consejos para redactar la introducción del TFG

En la introducción de cualquier TFG o TFM, debes cumplir un propósito: que el lector tenga una idea clara de la temática que has elegido, tus razones para hacerlo, los objetivos que persigues con la investigación y las aportaciones que consideras que son claves. Por lo tanto, también servirá como justificación del tema que has seleccionado y que vas a desarrollar durante todo el trabajo

Una vez tengas este objetivo en mente, te dejamos 5 tips que te servirán para su redacción en tu TFG.

Escribe la introducción de una forma directa y concisa

Lo primero que has de hacer es abordar el tema principal de la investigación que vas a realizar. Ten en cuenta que la introducción de tu TFG es la antesala de tu análisis, así que necesitas captar la atención del lector sobre lo que va a ser tu proyecto. 

Para ello, puedes usar alguna noticia o tema de actualidad, una normativa legal, un resultado estadístico que genere un conflicto o problema a resolver, etc. ¡Las primeras líneas son clave!

Define aquello que esté directamente relacionado con el objetivo del trabajo

Quizás parezca algo evidente, pero cuando redactes la introducción de tu TFG tienes que exponer únicamente lo que esté directamente vinculado con el objeto de tu estudio. Es decir, aquello que sea realmente relevante para la investigación

Por lo tanto, deberás evitar cualquier opinión personal o anécdota, así como mencionar informaciones superfluas. Recuerda que estás realizando un trabajo de investigación, por lo que todo lo que expongas deberá estar respaldado por análisis y documentos reconocidos y de peso, que se hayan realizado previamente.

Consejos para redactar la introducción de tu TFG

Organiza la información de la introducción de tu TFG

A la hora de exponer los datos e información que debes proporcionar al lector, será fundamental que lleves un orden lógico y definido. Para ello, te recomendamos que utilices frases claras y enlaza tus ideas de una forma coherente que le permita entender el hilo de la investigación.

Evita coloquialismos

Se trata de un proyecto académico de carácter científico, puesto que hay una parte de investigación. Por ello, te recomendamos que dejes de lado el lenguaje coloquial e incluyas términos de tu ámbito que connoten tu profesionalidad. Evita también el uso de citas.

Revisa lo redactado

No repetir la información será fundamental para que el lector preste atención. Si percibe que estás hablando de lo mismo de forma continua perderá el interés. Para ello, te recomendamos que leas la introducción de tu TFG una y otra vez. De esta manera, también podrás detectar posibles errores ortográficos, así como sintácticos. 

Algo que te servirá para saber si este apartado es coherente, es leerlo en voz alta. Así comprobarás si la redacción es fluida y las ideas están bien conectadas.

Si ya estás en la recta final de tu proyecto final, descubre qué deben tener las conclusiones de tu TFG, la bibliografía y cómo hacer la portada perfecta para tu proyecto.

Además, si quieres saber cómo escribir las citas y referencias de tu trabajo, te recomendamos que consultes la web normasapa.in.

¿Necesitas ayuda con la redacción de la introducción de tu TFG?

Contamos con especialistas en varias áreas o ramas de conocimiento que podrán ayudarte a realizar este o cualquier otro apartado de tu proyecto. Para saber más, solo tienes que rellenar el siguiente formulario y un asesor en tu campo se pondrá en contacto contigo en la mayor brevedad de tiempo posible, de forma gratuita y sin compromiso.

Cómo hacer el TFG de la Universidad Villanueva

Consejos para afrontar el TFG en la Universidad Villanueva

Si estás en el último año de algún Grado de la Universidad Villanueva probablemente tengas que realizar el TFG. Se trata de un trabajo obligatorio que todos los estudiantes tienen que hacer y, una vez finalizado, defender ante un Tribunal formado por profesionales especialistas en la temática seleccionada. 

Este proyecto se consolida como una oportunidad para demostrar que la inversión y el esfuerzo que has realizado en tu formación te han proporcionado una serie de competencias analíticas, críticas, generales y transversales. 

Aunque la titulación más solicitada es el Grado de maestro en educación primaria, en este post vamos a contarte cuál es la normativa y estructura, en términos generales, que se aplica para TFG en la Universidad Villanueva. 

¿Cuándo puedo matricularme en la asignatura Trabajo Fin de Grado?

Para poder matricularte del TFG en la Universidad Villanueva tendrás que haber superado, al menos, el 60% del total de los créditos de la titulación que estés cursando. Además, también deberás cursar el resto de asignaturas que tengas pendientes para completar tu Grado. 

Una vez ya te hayas inscrito en esta asignatura, debes saber que dispondrás de dos convocatorias para poder presentar tu proyecto final. Si no consigues aprobarlo, tendrás que realizar una segunda matrícula para obtener tu título universitario. 

La asignatura de TFG en la Universidad Villanueva (así como en muchas otras), está compuesta por 6 créditos ECTS. Esto te permite establecer la siguiente relación en cuanto a horas que tendrás que dedicarle a este proyecto, de forma aproximada. 

En concreto, cada crédito se corresponde con 25 horas de trabajo autónomo. Por lo tanto, el cálculo total asciende a 150h. De estas, tendrás que dedicar una parte a tutorías y asesoramiento. 

¿Trabajo individual o grupal?

Aunque es un proyecto que en la mayoría de las ocasiones debe abordarse de manera individual, existen casos en los que los trabajos se realizarán de forma colectiva o grupal. Sin embargo, esta modalidad solo se ofrece en determinadas titulaciones, como la de Administración y Dirección de Empresas, y estableciendo un número máximo de integrantes por equipo (en este caso tres).

En los casos en los que se realiza de forma individual, el proyecto suele orientarse a la investigación bibliográfica, que es la tipología de trabajo común entre diferentes titulaciones. 

El proceso de selección de tema para el TFG en la Universidad Villanueva

La Junta Directiva será la encargada de hacer públicas, una vez empiece el curso académico, las características, requisitos y fechas clave vinculadas al TFG. Debes saber que, normalmente, hay un listado predefinido de temas y tutores con los que podrías desarrollarlos. Es decir, especialistas en esa área concreta. No obstante, también puedes proponer uno previo visto bueno del tutor que se te haya asignado.

Tanto para la selección del tema como para su desarrollo, tu tutor resultará esencial. Los profesionales de la Universidad Villanueva cuentan con una amplia trayectoria que les permitirán ayudarte en cada fase de tu TFG. Durante la redacción del proyecto, mantendrá contigo una serie de tutorías en las que resolverá todas tus dudas, te guiará y te propondrá alternativas para superar los problemas u obstáculos que te encuentres en la investigación. 

Además de las fechas de entrega y calendarización, la Junta Directiva también publicará los criterios de evaluación y los documentos y procesos que deberás seguir si quieres compartir el resultado final en el repositorio de la Universidad

En cuanto a esto último, te recomendamos que lo hagas si al finalizar tu proyecto te sientes orgulloso de él, puesto que servirá de modelo o guía a los futuros estudiantes que se encuentren en tu misma situación. 

Debes saber que en el caso de haber gastado ambas convocatorias y tener que volver a matricularte de la asignatura de TFG, en la Universidad Villanueva no guardan el tema que habías seleccionado. Por lo tanto, tendrás que escoger otro y empezar de nuevo todo el proceso de desarrollo del proyecto. 

Universidad Internacional Villanueva

 

Consejos para estructurar tu TFG en la Universidad Villanueva

Como alumno que está realizando el TFG de la Universidad Internacional Villanueva, tu tutor tendrá que facilitarte la guía docente específica del tipo de proyecto y temática seleccionada. Cuando se te haya facilitado este documento, deberás revisar los requisitos específicos para cumplir con ellos. 

A continuación, te contamos qué aspectos debes tener en cuenta en cada uno de los apartados de tu proyecto. 

Índice del TFG

En él se tendrán que ver reflejados los apartados y subapartados que tendrá tu TFG. Ten en cuenta que, si es muy extenso, puede generar mayor incertidumbre. Es por esto que te recomendamos que únicamente aparezcan los más relevantes e importantes para tu trabajo. 

Puedes inspirarte en este post sobre cómo hacer el índice de un TFG y en el que también introducimos algún ejemplo que te servirá de guía.

Resumen y palabras clave

Tendrás que situar en este apartado un breve resumen de aproximadamente 4.000 caracteres y unas cinco o seis “palabras-clave”. Por lo tanto, deberás definir en esta parte del proyecto cuál es el contenido más relevante de tu trabajo. En cuanto a las keywords, te recomendamos que sean significativas y en las cuales hayas basado tu análisis.

Introducción del TFG 

En ella deberás abordar el objeto de estudio. También tendrás que exponer otros subapartados como la justificación o motivación que te ha llevado a realizar la investigación, su relación con las materias cursadas durante el grado, los objetivos que planteas y la metodología empleada. Es decir, la explicación de cuál es el método que vas a seguir en tu análisis.

Desarrollo del proyecto

Los siguientes apartados dependerán del tipo de investigación que realices, el formato característico de cada grado y las indicaciones que recibas de tu tutor del TFG de la Universidad Villanueva. Nuestro consejo es que, a menos que el análisis no lo requiera, redactes un buen y completo marco teórico que sustente el estudio y que te lleve de lo general a lo más concreto. 

Si no sabes cómo realizar dicho apartado, puedes consultar nuestro post sobre cómo redactar el marco teórico de tu TFG.

Conclusiones o discusión

En este apartado tendrás que dar respuesta a los objetivos que te habías planteado al inicio, en la introducción. Puedes añadir también tus propias conclusiones, así como las limitaciones que te has podido encontrar durante la investigación o las puertas dejas abierta a futuros estudios.

Si quieres saber más sobre las características que debe presentar la conclusión del tu TFG, puedes consultar los consejos que ofrecemos en nuestro post clicando aquí.

Bibliografía consultada

Finalmente has de incluir las referencias bibliográficas que has empleado en la elaboración de tu propuesta y también todas las que, hasta el momento, hayas decidido utilizar en tu investigación. No olvides que lo más conveniente es que las agrupes y ordenes, bien por su naturaleza (contexto, estudio de casos, metodología, etc) o por su procedencia (primarias, secundarias, etc). Así, la revisión resultará sencilla y atractiva. 

Te recomendamos que, en la fase de selección, recurras a los documentos y fuentes lo más actualizadas posibles, además de los autores clásicos considerados un referente en el sector o tema de tu TFG. Esto es muy importante puesto que, si utilizas materiales que estén desfasados, tu investigación perderá relevancia.

Consideraciones finales para realizar tu TFG de la Universidad Villanueva

No olvides ir revisando la redacción y el estilo, así como la conexión de ideas y conceptos para que la lectura sea ágil y esté conectada. Piensa que también tendrás que defender tu TFG ante un Tribunal y necesitas que sea comprensible más allá del papel.

Por último, no olvides citar con coherencia y en base a la norma vigente para que tu trabajo no se considere plagiado. En este caso, debes saber que la normativa más común para la elaboración de los TFG de la Universidad Villanueva es el formato APA. 

En cuanto a esto último, si necesitas un generador de citas APA, puedes consultar cuáles son los mejores en nuestro post, clicando aquí

¿Necesitas ayuda con tu TFG de la Universidad Villanueva?

Contamos con un equipo de profesionales que pueden ayudarte con este proyecto tan importante, independientemente de la titulación que estés realizando. ¿Quieres saber más? Rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo en la mayor brevedad posible. 

marco teórico TFG

Consejos para hacer el marco teórico de tu TFG

¿Cómo hacer el marco teórico de tu TFG?

El marco teórico de tu TFG es uno de los apartados más importantes del proyecto. De él, partirá la relevancia, análisis e hipótesis que sugieras en tu trabajo. Por lo tanto, se trata de una parte a la que tendrás que dedicarle mucho tiempo y, sobre todo, esfuerzo. 

Este marco teórico te servirá para justificar el contenido que expongas en el resto de apartados de tu proyecto, independientemente de la investigación o tema que plantees. Por lo tanto, te tendrás que argumentar tu enfoque ante el tutor, Tribunal y cualquier otro lector. 

Esta parte del TFG también es conocida como estado de la cuestión o del arte. No obstante, a pesar de utilizarse indistintamente, debes tener en cuenta que tienen sus diferencias y según la disciplina tendrás que realizar uno u otro. 

En cualquier caso, el marco teórico es una herramienta imprescindible para tu investigación, independientemente de que se trate de una cualitativa, cuantitativa o mixta. Como ves, no se trata de un simple apartado que puedas hacer de forma rápida y sin profundizar en los conceptos y términos que trates. 

Por eso, te explicamos qué información debe tener el marco teórico de tu TFG y te dejamos una serie de consejos que te ayudarán en su redacción. 

¿Qué características tiene que tener el marco teórico de mi TFG?

Es, en el marco teórico del TFG donde se tendrán que definir los conceptos fundamentalmente teóricos que se vinculan al estudio. Además, al mismo tiempo que se exponen estos términos, se deberá hacer una revisión exhaustiva y minuciosa de las teorías que ya hablan de ellos. 

Todos los conceptos que utilizarás en tu proyecto deben provenir de tu área de estudio y el tema concreto sobre el que basarás tu investigación y trabajo. 

Para que tengas una definición más concreta que te ayude a establecer qué información debe aparecer en el marco teórico y cuáles son sus objetivos, te dejamos la siguiente cita:

“El Marco Teórico o Revisión de la literatura es un paso de investigación que consiste en detectar, consultar y obtener la bibliografía y otros materiales útiles para los propósitos del estudio, de los cuales se extrae y recopila información relevante y necesaria para el problema de investigación”. (Hernández, Fernández y Baptista, 2014:5)

¿Cómo debo plantear el marco teórico? Algunos consejos 

Este apartado de tu TFG debes plantearlo como un hilo teórico que conduce e integra toda tu investigación. Para ello, deberás exponer los antecedentes del objeto de estudio de una forma clara y concisa, mencionando la razón por la cual has referenciado esta información. 

marco teórico TFG

Utiliza criterios de índole científica y fuentes de autoridad (reconocidas)

Evita el uso de opiniones vagas y sin demasiado recorrido. Para extraer información que realmente sea útil, te recomendamos que acudas a fuentes relevantes y reconocidas.

También te aconsejamos que bases las hipótesis e ideas que vayas a desarrollar en el proyecto en razonamientos científicos. Por lo tanto, debes intentar no incluir en el marco teórico de tu investigación opiniones vagas o ambiguas.

Para la elaboración del marco teórico de tu investigación necesitas aprender a diferenciar entre lo que es relevante y necesario para tu análisis de lo que no lo es. Nuestra recomendación es que te apoyes en ensayos científicos y tesis o artículos especializados publicados en revistas científicas, y dejes a un lado blogs de opinión siempre que sean medios que no se hayan comprobado. 

¿Dónde puedo consultar la información para el marco teórico de mi TFG?

Si realizas tu búsqueda a través de la red, emplea páginas web científicas. Por ejemplo, Dialnet, MedPub o Redalyc. Además de los recursos oficiales de organismos y otras entidades (como el INE), también puedes acceder a las investigaciones y datos estadísticos que se publican en los repositorios de las universidades. Por ejemplo, el de la UB o la UCM.

Estas fuentes de información te permitirán encontrar, en el apartado de referencias bibliográficas, autores que quizás no habías contemplado y que te ayudarán a introducir nuevos datos relevantes para los objetivos de tu investigación.

Cuando comiences la elaboración del marco teórico, tendrás que llevar a cabo una exhaustiva y amplia búsqueda bibliográfica. Para ello, te aconsejamos que revises monografías, artículos especializados, manuales y tesis de investigación relacionadas con la línea de análisis que has seleccionado.

¿Cuáles son las fases de redacción del marco teórico para tu TFG?

Durante la redacción del marco teórico de tu TFG, pasarás por diferentes fases. A continuación, te contamos cuáles son y en qué consiste cada una de ellas. 

Una fase inicial

En ella realizarás un primer acercamiento al objeto de estudio. Tendrás que plantearte las primeras hipótesis de investigación. Será en este apartado en el que indagarás sobre las investigaciones previas que existen vinculadas a tu tema. Recuerda que deberás justificar las ideas que plantees. 

Esta fase consistirá en situar la cuestión de tu estudio en su campo de conocimiento, relacionándola con las investigaciones previas. En ella, dará comienzo una “cadena de búsqueda” bibliográfica. Es decir, en la que te centrarás en revisar tesis, artículos especializados, monografías, y todo tipo de fuentes primarias y secundarias con las que comenzar a dar respuesta a las cuestiones que inician tu propia investigación. 

Recuerda focalizar la búsqueda en fuentes lo más actualizadas posibles, escogiendo aquellas que den respuestas específicas a las que conduzcan tu investigación. 

Fase de desarrollo 

Tras la primera fase de búsqueda bibliográfica, tendrás que profundizar en las fuentes que estudies e ir ampliando las referencias. No se trata de contar con muchos recursos, sino de indagar en los aspectos más relevantes que están vinculados con tu investigación. 

La finalidad de esta fase es ampliar la revisión bibliográfica lo máximo posible, con el objetivo de que no haya ningún concepto importante que pudiese ser la base de tu investigación y se quedase fuera.

Para ello, es muy recomendable que elabores mapas conceptuales. Estos te permitirán relacionar los términos y las ideas para hilar y justificar mejor las hipótesis que expongas. Dependiendo del tipo de investigación o el tema de la misma, puede ser de gran ayuda la elaboración de fichas bibliográficas en las cuales, además de la referencia bibliográfica estándar, anotes tres o cuatro palabras clave y un breve resumen de la fuente revisada.

Fase final

En esta fase tu investigación se habrá focalizado mucho más y deberás revisar la amplitud de todas las referencias que hayas revisado. Llegados a este punto, tu marco teórico tendrá que concentrarse en los términos que centran tu análisis y posiblemente comiences a prescindir de algunos autores en la etapa anterior.

Se trata de que consigas exponer en pocas páginas los aspectos claves de tu investigación, la motivación que te llevan a estudiar el objeto de estudio y las investigaciones previas que se han llevado a cabo sobre el mismo.

Durante la elaboración del marco de tu TFG te recomendamos que mantengas un desarrollo congruente entre los subapartados y acorde con el índice que has propuesto para el resto de tu investigación. Se recomienda que este apartado evolucione desde lo general a lo más específico y que aclare los conceptos que vayan apareciendo. 

marco teórico TFG

Ejemplo de marco teórico para tu TFG

En el ejemplo que te indicamos a continuación (un hipotético caso de revisión bibliográfica en un TFG), podrás comprender mejor esto que te explicamos:

  1. Marco Teórico

         4.1. Cine Adolescente (“género teen”)

                     4.1.1.La representación de la juventud

                     4.1.2.El reflejo de la juventud en el cine estadounidense (1950-2000)

                     4.1.3.John Hughes

                                4.1.4.1. Presentación y trayectoria profesional

                                4.1.4.2. Filmografía

         4.2. Construcción del personaje

                     4.2.1.-Chatman, Cassetti y Greimas

                                4.2.1.1.-Tipos de personaje

                                4.2.1.2.- Caracterización del personaje

                                4.2.1.3.- El proceso evolutivo del personaje                       

                     4.2.2.- Narratología

                                4.2.2.1.-La narratología en el mundo cinematográfico: las adaptaciones

                     4.2.3.- Modos de representación en el cine

                                4.2.3.1.-Modelo de representación primitivo (1985-1910)

                                4.2.3.2.-Modelos de representación clásicos o institucional (1910-1960)

                                4.2.3.3.- Modelo de representación moderno (1960-1980)

                                4.2.3.4.-Modelo de representación contemporánea o posmoderno (1980-actualidad)

Las revisiones bibliográficas y sistemáticas

Aunque en términos generales, estos suelen ser los pasos y fases a seguir en la realización de un marco teórico de TFG, tendrás que tener en cuenta si se trata de una revisión bibliográfica o sistemática. En el caso de la segunda, debes recordar que prima el procedimiento del método científico y los elementos a analizar no son sujetos, sino artículos de investigación originales con los que se pretende dar respuesta a una hipótesis inicial de análisis.

Por lo tanto, a la hora de desarrollar un marco teórico en estas dos tipologías vas a poder escoger entre realizar unas conclusiones de tipo cualitativo o cuantitativo

En el segundo caso, se establece una comparación entre las investigaciones y se analiza el modo en que estos análisis previos influyen en la investigación objeto de estudio. Así, el marco teórico sería establecer esta integración cuantitativa de los estudios seleccionados a fin de poder valorar el conjunto.

En el caso de una revisión bibliográfica, el marco teórico tendría la función de contextualizar la investigación que vas a realizar a partir de una hipótesis o cuestión inicial de análisis.

Una vez que ya conoces en qué consiste el marco teórico, debes comenzar por elaborar una lista de entre diez y quince palabras clave para empezar la búsqueda bibliográfica. Una vez que tengas organizadas las ideas y hayas estructurado su índice, comienza a redactarlo sin olvidar que necesitas plantearlo con una lógica y orden.

Otros aspectos a considerar 

Recuerda también que, al igual que el resto de tu TFG, la redacción del marco teórico ha de estar en tercera persona. Además, te recomendamos que no olvides revisar la escritura y el estilo, así como la conexión entre los conceptos. De esta forma, la lectura será ágil y todas las ideas estarán conectadas. Piensa que, una vez redactado y entregado, tendrás que defenderlo frente a un Tribunal. Por lo tanto, tendrá que ser comprensible y asequible para los lectores. 

Por último, no olvides citar con coherencia y en base a la norma que se te haya indicado en la guía docente. Esto será fundamental para que tu trabajo no se considere plagiado. 

¿Necesitas ayuda con el marco teórico de tu TFG?

En TFG Online contamos con un equipo de profesionales con una amplia experiencia que podrá ayudarte a hacer este apartado tan importante de tu Trabajo Fin de Grado. Además, con nuestro servicio de asesorías personalizadas podrás contar con el apoyo que necesitas para cada una de las instancias de tu proyecto.

¿Quieres saber más?

Rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo en la mayor brevedad de tiempo posible. Podremos responder tus dudas y cotizar un servicio que se adapte a la medida de lo que buscas.

Cómo relajarse ante el estrés provocado por el TFG

¿Cómo relajarse ante el estrés provocado por el TFG? Técnicas que te ayudarán

Para poder rendir en cualquier actividad que se esté realizando, es fundamental saber cómo relajarse para sentirse mejor y descansar. Es del todo comprensible que una persona ansiosa de por sí experimente unos niveles elevados de estrés al afrontar la última asignatura de su carrera: el Trabajo de Fin de Grado. Incluso, que alguien generalmente sereno los sufra en cierta medida durante su realización. 

A pesar del esfuerzo puesto en el resto de las asignaturas de la carrera, el último paso genera aún más nerviosismo que los años de estudio. La entrega y defensa del proyecto final es la última etapa que vivirás antes de obtener el título, y por eso es conveniente saber cómo relajarse. 

A continuación, te dejamos algunos trucos que te permitirán sentirte más tranquilo y no estresarte en determinadas situaciones. 

Cómo relajarse para prevenir el estrés

El primer paso que hay para evitar sufrir estrés es prevenirlo. Generalmente, las mismas técnicas que sirven para reducirlo pueden utilizarse para evitarlo. Quizás pueda parecer banal o carecer de importancia, pero si de algo no hay ninguna duda es que si uno se empeña en eludir ciertos contratiempos previsibles, quizá no se vea afectado por el nerviosismo o la ansiedad que le provoca.

Para comprender cómo relajarse, primero hay que conocer cuál es el proceso por el que se produce el estrés. Se genera cuando la amígdala cerebral envía señales al hipotálamo porque ha percibido algo peligroso. Esto provoca que se libere adrenalina y cortisol, lo que a su vez hace que el cuerpo se mantenga en una alerta constante. Ante esto, hay dos alternativas que te ayudarán a disminuir o evitar esta sensación en el ámbito académico por tu TFG:

  • Escoger un tema que domines, te guste o te interese para el Trabajo de Fin de Grado. Si te sientes cómodo y motivado a continuar con el proyecto, es menor probable que se produzca estrés o ansiedad durante su desarrollo.
  • Planificarse bien para aprovechar el tiempo disponible y no escribir a marchas forzadas ni a última hora.

Mitigar el estrés: cómo relajarse durante el TFG

Por supuesto, para que conozcas cómo relajarte ante una situación de estrés más o menos duradera, debes recurrir a los resultados que nos proporcionan los estudios científicos. Tal vez, alguna de tus amistades o uno de tus compañeros de carrera te aconseje una técnica porque dice que le funciona, pero lo mejor, como entenderás, es ir sobre seguro.

Generalmente, el estrés se debe combatir intentando descansar lo máximo posible. Una técnica que te permitirá relajarte es dejar el teléfono en un cajón para no estar pendiente de si recibes nuevos mensajes o si tienes nuevas notificaciones. Otro método que se ha comprobado que funciona es mascar chicle. Sí, no es broma: el cortisol salival, marcador del estrés fisiológico, se reduce así.

La música y los descansos

Otra forma es poner música, sobre todo clásica o aquella que sea más tranquila. En este caso, te recomendamos no darle demasiado volumen porque podría generar una distracción. También te aconsejamos que, independientemente del género, escuches la que te guste y te motive durante los descansos. Esto hará que tu cerebro produzca dopamina y reduzcas el estrés.

De hecho, cuando te planifiques para sacar tiempo y redactar tu proyecto, deberías elaborar también un horario razonable en el que no se te olviden las pausas para poder descansar un poco. En este ámbito, debes saber que el uso frecuente e ininterrumpido de ordenadores aumenta el riesgo de estrés, muy en especial, de madrugada.

Por lo tanto, el tiempo que dediques a las pausas entre sesiones de redacción de tu Trabajo de Fin de Grado puede marcar la diferencia. Hacer ejercicio e incluso sencillamente salir a dar un paseo te ayudará a conseguir una calma con la que recuperar la concentración después. Estas actividades liberan endorfinas y disminuyen las hormonas del estrés, generando un bienestar generalizado. 

La comida y el entretenimiento: dos aliados más 

Además, comer o beber algo dulce (sin llegar al empacho), te calmará porque ayuda a regular los glucocorticoides, las hormonas del estrés.

Y esta última recomendación para relajarte durante el desarrollo de tu TFG te encantará: disfruta de tu serie o película favorita, sobre todo del género comedia o humorístico. También puedes buscar vídeos en Youtube o Facebook que te hagan reír. Esto te ayudará a desprenderte de la tensión y a calmarte y relajarte. 

¿Te ayudamos con tu TFG?

Si sientes que no puedes seguir con tu proyecto y que no puedes relajarte, nuestros profesionales te ayudarán a lidiar con el nerviosismo y la ansiedad echándote una mano con tu TFG. Rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo cuanto antes.

Cómo preparar la defensa de tu TFG

Consejos para una buena Defensa del TFG

Si estás buscando consejos para la defensa de tu TFG significa que estás a un paso de obtener tu título universitario, ¡Que bueno! Nos alegra oír eso. 

En principio la defensa de un TFG, TFM o Tesis es el tramo final de una carrera. En esta etapa el estudiante debe exponer ante un tribunal los hallazgos de su investigación. Ante la ponencia el tribunal evaluará el trabajo y en ciertos casos es posible que realice preguntas relacionadas con el tema de estudio. 

Por lo general la defensa del TFG dura entre 10 y 20 minutos, no obstante siempre es recomendable revisar las pautas de tu universidad para la presentación de tu proyecto final. 

Uno de los aspectos fundamentales al momento de la defensa de tu TFG es que puedas demostrar con seguridad tus conocimientos relacionados con tu tema de investigación. Has pasado un tiempo largo estudiando  y ya eres todo un experto, llegó el momento de mostrárselo al tribunal. 

¿Cómo hacer una buena Defensa del TFG?

En esta etapa crucial de tu vida universitaria queremos estar para apoyarte y acompañarte. Por esto a continuación te dejamos todos los tips paso a paso de cómo preparar la defensa de tu TFG

1. Ajusta el contenido al tiempo de exposición.

2. Tu discurso debe ser coherente con la presentación.

3. Sigue una estructura narrativa, de este modo evitarás que los oyentes se pierdan en tu ponencia. Te recomendamos que dividas el tiempo en: introducción, nudo y desenlace.

Introducción

Comienza la defensa de tu TFG explicando por qué elegiste el tema. Luego, capta la atención del tribunal planteando tus preguntas de investigación o situación problemática, a lo cual darás respuesta con la presentación.

Intenta exponer el propósito de tu investigación en 30 segundos. Utiliza un lenguaje claro y sencillo, recuerda que debe ser apto para todos los públicos. Por último, desarrolla tus objetivos y conéctalos con el marco teórico y la metodología que has utilizado para tu TFG.

Desarrollo

Durante el desarrollo de tu defensa debes conducir al tribunal hacia el resultado de tu investigación. Aquí deberás explicar cómo llevaste a cabo el proyecto: metodología (técnicas de recolección de datos y análisis). Luego explica por qué elegiste esa estrategia y no otra, tienes que justificar tus decisiones metodológicas. 

Es clave que te centres en tus resultados más importantes, ya que no dispones del tiempo para exponerlos a todos. 

Una buena idea es utilizar gráficos en tu Power Point, de esta manera podrás apoyarte en ellos para que te ayuden a explicar los resultados.

Conclusión

Es el momento de presentar en qué forma los resultados obtenidos dan respuesta a las preguntas planteadas al inicio.  Por qué se pueden rechazar explicaciones alternativas y cómo tus resultados se corresponden o no, con los de otras investigaciones de la misma línea.

En esta última etapa deberás explicar cómo los resultados obtenidos dan respuesta a tus preguntas de investigación. Es importante que te apoyes en datos empíricos y métodos científicos para exponer este punto. 

Finalmente, cierra la defensa de tu TFG con una conclusión acerca de la importancia de tus hallazgos y la contribución a tu área de disciplina y a la sociedad. Puedes reconocer también cuáles fueron las limitaciones de tu investigación y si el trabajo tiene continuidad. 

Preguntas del tribunal

La última parte antes de la calificación final, cada miembro del tribunal tendrá tiempo para realizar preguntas acerca de tu investigación. Debes aguardar con paciencia a que cada uno formule sus interrogantes, te recomendamos que tomes nota para poder responderlas luego.  Por último al igual que en toda la defensa debes responder con sustento científico. Recuerda ser claro en tus respuestas y no irte por las ramas.

Una vez respondidas las preguntas, despídete agradeciendo al tribunal y reconociendo el trabajo de tu tutor.

Defensa TFG: Pasos a tener en cuenta

  • Apóyate en tu Power Point pero no leas literalmente.
  • Guarda cuidado con las muletillas.
  • Es fundamental que practiques. Puedes hacerlo frente a un espejo. Una buena idea es grabarte, así podrás ver como lo haces. 
  • Demuestra seguridad.
  • Capta la atención del tribunal haciendo contacto visual.
  • No interrumpas al tribunal cuando te estén realizando las preguntas. Tienes que ser paciente y esperar a que terminen de formularlas.
  • Demuestra una actitud profesional.  
  • Relájate y disfrútalo. 

Podemos ayudarte a preparar la Defensa de tu TFG

Podemos ayudarte a preparar el Power Point para la presentación de tu proyecto, así como asesorarte y preparar un guion en base a tu proyecto que te servirá para realizar tu discurso oral. Nos adaptamos a tus necesidades y las de tu proyecto para que puedas finalizar esta etapa universitaria y obtener tu título universitario. Rellena el formulario a continuación y uno de nuestros asesores te contactará lo antes posible.

6 consejos prácticos para hacer TFG

6 consejos prácticos para hacer TFG

El TFG / Trabajo Final de Grado, es un trabajo donde se debe demostrar la madurez y las competencias adquiridas durante los años de carrera. En éste post, te damos una serie de consejos prácticos para hacer TFG de manera sencilla. 

1.- Conoce la normativa de tu Universidad para hacer TFG

En primer lugar, debes revisar para tu Universidad y para tu carrera particular cuáles son las normativas vigentes para hacer TFG. Ten en cuenta que los reglamentos pueden varias de año a año, así que considera que sea de tu programa. Si tienes dudas, recomendamos que consultes con tu tutor. 

Cada universidad tiene sus propias pautas para la elaboración de TFG. De acuerdo a ésto deberás adaptarte a un formato de estilo para la redacción de tu investigación.  

2.- Elige un tema que te motive para hacer TFG

Para la elección del tema recomendamos algunos puntos esenciales que no te harán fallar. En primer lugar tiene que ser una temática relevante para tu campo de investigación y que aporte conocimiento sobre un tema específico. 

Lo más importante es que sea un tema que te motive, y con el cual te sientas entusiasmado para desarrollar.  En ciertos casos es el tutor quien elige el tema para hacer TFG, aunque les recomendamos que consulten con sus colegas, y amigos la viabilidad y el éxito de su tema de investigación. 

3.- Cita correctamente la bibliografía que utilices

A saber, uno de los puntos que más dificultades trae a los alumnos son las fuentes, y los estilos de referencia bibliográfica. Si bien, siempre será aconsejable aprender a realizarlas manualmente, existen múltiples plataformas que te facilitarán el proceso. 

Éstos softwares de gestión te ayudarán a organizar tus fuentes, y de éste modo a escribir más rápido y hacer tu TFG en tiempo récord. Algunos softwares que puedes utilizar RefWorks, Proquest Flow, Zotero, Mendeley.

4.- Proceso exhaustivo de investigación

Ten en cuenta que deberás realizar una búsqueda intensiva de todo el material relevante para el tema de tu investigación. Por suerte, hoy en día puedes acceder a una cantidad de recursos electrónicos por medio de bibliotecas. 

Es fundamental para tu investigación que empieces por relevar todo el material realizado en torno a tu tema.

Algunos consejos para realizar la revisión bibliográfica sin morir en el intento.

  1. Define tus términos de búsqueda.
  2. Selecciona por períodos de tiempo,.
  3. Organiza todo el material de un modo analítico y lógico.

Aprende a utilizar gestores bibliográficos, de éste modo tan sólo tendrás que hacer la cita en el editor de texto que corresponda. 

5.- Apunto todo

A medida que vayas leyendo el material que has juntado, es importante que apuntes, todas las observaciones. Irán surgiendo ideas, y es importante que anotes todos los conceptos a trabajar.) 

 6.- La organización es todo para hacer TFG

Si has atravesado los puntos anteriores, ya deberías estar preparado con un esquema mental de la idea que vas a desarrollar. Éste es el punto, sin darte cuenta repasando la bibliografía seleccionada y apuntando los conceptos has formado un esquema mental del TFG que quieres hacer. 

Ahora, sólo queda manos a la obra y dedicarse a escribir. Para ésto te recomendamos que sigas la estructura de cada apartado. Ya que para hacer TFG se debe respetar un orden obligatorio en cada una de sus secciones.

¿Necesitas ayuda para redactar tu proyecto?

Podemos ayudarte con todos tus trabajos de la universidad, gracias a nuestro equipo de profesionales para todas las áreas, expertos en redacción académica. Ante todo te ofrecemos un servicio legal, seguro y confidencial. Validamos la autoría del material que entregamos con informe antiplagio de Turnitin. Rellena el formulario a continuación y uno de nuestros asesores te contactará a la brevedad.